Despliega el menú
Deportes

EL ANÁLISIS

Los ocho pecados de España

Varias causas explican el tropiezo de España ante Suiza. Solucionar estos problemas es la clave para revivir.

Iniesta trabajó ayer al margen del grupo. En principio, se le espera ante Honduras.
Los ocho pecados de España
JUAN CARLOS CáRDENAS/EFE

España comenzó con mal pie su andadura en el Mundial 2010, con una derrota ante Suiza (0-1), basada en errores tácticos, algún cambio mal leído, imprecisión defensiva y la poca chispa física que decide partidos en los grandes campeonatos. Las claves del mal estreno de España en el Mundial de Sudáfrica 20010 fueron:

1 Los toques sin profundidad.

La selección española se encontró a un rival encerrado, con la lección bien aprendida y cayó en el error que siempre intenta evitar Vicente Del Bosque. Tocó en horizontal. Le faltó velocidad para descolocar y cansar al rival. No tuvo la profundidad necesaria desde la zona de construcción. También le faltó más dinamismo.

2 El doble pivote: funciones similares en el centro del campo.

En el triángulo de elaboración que forman Sergio Busquets, Xabi Alonso y Xavi Hernández, los dos primeros se molestan. Asumen en fases del partido el mismo rol. Resta además un hombre más de ataque. Numerosos centros desde las bandas no encontraron rematador. La figura clave de Marcos Senna en la Eurocopa 2008 en el eje del equipo, nadie la supo representar. Alonso y Busquets se duplicaron

3 Falta de imaginación de los magos.

Xavi en la creación y Silva en el pase final, no tuvieron su mejor día. No supieron leer las claves para desarmar el entramado defensivo del rival. Les faltó su precisión habitual en el último pase, marcar la diferencia.

4 Endeblez defensiva.

Con España mostrando un dominio abrumador en el juego, la defensa no respondió ante los contraataques que lanzó Suiza. Faltó dureza. La 'Roja' recibió 18 faltas y realizó la mitad, 9. Los laterales descuidaron su espalda y los centrales no brillaron.

5 Falta de concentración.

El gol que costó el partido nació de un saque de puerta. Busquets se desentendió de él, Puyol erró al querer anticiparse y descolocar la zaga. En un Mundial un pequeño fallo de concentración cuesta derrotas.

6 El aspecto físico.

A España le faltó frescura. La alta carga física por la que ha apostado Del Bosque en la previa del Mundial pasó factura a jugadores que acaban un año cargados de partidos. Estuvieron sin chispa. A jugadores claves como Andrés Iniesta y Fernando Torres aún se les ve cortos de ritmo.

7 El factor suerte.

El capitán Iker Casillas apeló a él en la previa de una Eurocopa, la del 2008, que cambió el rumbo de la Roja. Días antes de comenzar un camino de éxito al título, pidió que esos pequeños detalles que deciden campeonatos estuvieran de su parte. Los tuvo en varios momentos, el principal los penaltis de cuartos. En el inicio del Mundial 2010 estuvieron en contra. Encajó un gol en fuera de juego, la actuación arbitral generó protestas por varias acciones dentro del área rival y el travesaño evitó el gol en un potente lanzamiento de Xabi Alonso.

8 Acierto.

España es la selección que más ha rematado a puerta en la primera jornada del Mundial. Lo hizo en 24 ocasiones y no marcó un solo gol. Le faltó precisión, templanza en la zona que define partidos. Y le sobró ansiedad. La representó David Villa, que acabó desesperado sin marcar.

Etiquetas