Despliega el menú
Deportes

Listos para zarpar

Agosto es el mes de Augusto, el emperador que borró el nombre del sexto mes del calendario romano (sextilis) y lo rebautizó en su honor. Julio César se había anticipado, y sació su narcisismo designando el quinto mes del calendario (quinctilis) con su nombre. En la Roma imperial el año comenzaba en marzo, mes del dios Marte (del planeta Marte no había noticias en esos tiempos). Desde el siglo XVI nos regimos por la calendario gregoriano, apadrinado por el Papa Gregorio XIII. Agosto conserva poco de su origen ordinal como sextilis. Ahora no es el sexto mes, sino el octavo. A julio le ocurre lo mismo: desde que el año nace en enero, pasó de quinto a séptimo mes. En cualquier caso, a pesar de que el orden se haya alterado, las pretemporadas de los equipos suelen evocar a Julio César. La del CAI tomará la salida el día 28 de julio y se desarrollará en agosto. El objetivo esencial reside en llegar en plenitud al inicio liguero, el 13 de septiembre. Y, sobre todo, que la temporada concluya con el dedo pulgar hacia arriba.

En septiembre nacerá un año balonmanístico durísimo para el CAI Aragón. Veroljub Kosovac sabe de las dificultades que aguardan. Por eso ha diseñado una completa pretemporada. Como es tradicional, Biescas acogerá al CAI Aragón durante una semana, del 1 al 8 de agosto. En la localidad altoaragonesa se desarrollará la porción más física de la pretemporada, un duro trabajo de tres sesiones diarias.

Programación de verano

El programa de encuentros amistosos parece propicio para llegar a punto al inicio de la Asobal. La primera cita de la pretemporada se ubica en Burlada (Navarra), escenario del primer careo amistoso de la temporada. El día 16 de agosto no representa una fecha para establecer demasiadas conclusiones, aunque el nivel del rival, el Portland San Antonio, sí permitirá establecer contrastes.

El segundo test veraniego se localizará en Torrevieja. En la ciudad alicantina disputará el CAI Aragón un torneo los días 22 y 23 de agosto junto al equipo anfitrión, el Antequera y el Edenca de Cuenca, uno de los dos equipos recién ascendidos a la Liga Asobal. La prestigiosa Liga de los Pirineos, y que en esta ocasión se disputará en la localidad gerundense de Camprodón, cerrará el mes de agosto.

El Barcelona y el Granollers, como representantes españoles junto al CAI Aragón; y el Montpellier, campeón francés, el Toulouse y el USAN Nimes forman un cartel de tronío. El viernes 29 se disputará la liguilla, con los seis equipos repartidos en dos grupos de tres. El sábado 30 se jugarán las semifinales y el duelo por el quinto y sexto puesto entre los últimos de cada grupo. El domingo 31 entrarán en juego las medallas, tanto en la gran final como en el partido por el tercer puesto.

Antes del inicio liguero, un encuentro amistoso ante el Teka Cantabria (3 de septiembre) y otro ante el Naturhouse La Rioja (5 de septiembre) clausurarán una exigente pretemporada encaminada a atrapar los puestos que salen a concurso el día 13 en Cuenca, el punto de partida de una campaña en la que el CAI Aragón pretende confirmar su jerarquía en el balonmano español y europeo.

Etiquetas