Deportes
Suscríbete

CAI ZARAGOZA

Las primeras perlas de Javi Marín

El júnior del CAI fue de lo más destacado del primer amistoso. Sorprendió por su descaro y su creatividad.

Javi Marín, en un partido con el CAI Zaragoza
Las primeras perlas de Javi Marín
JOAQUIM ALBERCH / REGIó 7

"Muy bien ese chico joven", "dices que no pudo ir a la selección por una lesión ¿no?", "vaya desparpajo el de Marín". Esas fueron algunas de las frases que se escucharon tras el Assignia Manresa-CAI Zaragoza disputado el domingo. La prensa desplazada desde la localidad catalana se vio gratamente sorprendida por la figura de Javi Marín. Y es que el jugador júnior del CAI fue de lo más destacado del encuentro en el que los de Abós sumaron su primer triunfo de la pretemporada. No era para menos, ya que Marín atesora calidad a raudales para su edad y cuando tiene una oportunidad la aprovecha.

El domingo la tuvo. La ausencia de Sam Van Rossom (con la selección belga en el Europeo) hizo que el técnico le diera los galones de director de juego de la segunda unidad, o mejor dicho, de uno de los dos quintetos en los que dividió a sus hombres.

De esta manera, Javi Marín pudo dirigir al CAI como le hubiera gustado hacer este verano con la selección U18, algo que una inoportuna lesión le impidió y a su vez le apartó de una medalla internacional.

Lo hizo con calma, con criterio, pero a la vez con picardía, con descaro y eso le convirtió en el mejor de los rojillos en San Julián de Vilatorta. Además, la labor no era fácil, puesto que delante suyo tenía a un veterano como Javi Rodríguez y a otro joven valor, Álex Hernández. Su duelo más llamativo fue ante el experto base manresano, al que llegó a desquiciar con continuos robos de balón y sacándole faltas hasta que fue eliminado por cinco.

Esas recuperaciones fueron sus primeras perlas, unos detalles que fue ampliando con el paso de los minutos. Ya antes del descanso, el zaragozano deleitó a la grada con una asistencia magistral para que anotara el veterano Legasa. Pasado y futuro unidos en una espectacular acción que asombró a los allí presentes.

No anotó de dos, pero porque no le dejaron. Javi no dudó en irse directo hacia la canasta cuando vio el hueco, pero el cuadro catalán lo paró con personales. Prueba de ello es que el júnior rojillo lanzó diez tiros libres, de los que anotó ocho.

Una buena tarjeta de presentación que culminó con un triple y otra buena asistencia después de que el equipo moviera el balón a la perfección. Eso en la segunda mitad, cuando los espectadores ya sabían a quién vigilar de cerca. Sus 15 puntos de valoración (el mejor del encuentro) así lo demuestran.

Durante esta pretemporada Marín tendrá nuevas opciones de mostrar su valía. Sin embargo, la liga ya será otra historia, puesto que el base se ejercitará con el primer equipo pero jugará con el vinculado del Monte Ducay Olivar. Su progresión no puede parar y lo que necesita son minutos, así que su salto definitivo parece que tendrá que esperar.

Arrancó el verano con lesión, pero su suerte ha cambiado. Ha participado en el prestigioso Ljubljana Training Camp, y pudo compartir un clínic junto al mismísimo LeBron James. Además, con el CAI, comienza a brillar con sus primeras perlas.

Etiquetas