Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

REAL ZARAGOZA

Ángel Lafita se entrena por la tarde

El canterano del Real Zaragoza, que no se ejercitó con el grupo ni el lunes ni durante la sesión matinal, volvió para la práctica con balón.

Lafita durante un entrenamiento.
Lafita: "Con los cambios hemos dado con la tecla"
PEDRO ETURA/A PHOTO AGENCY

Físico por la mañana y balón por la tarde. Así fue la división que Javier Aguirre realizó de la doble sesión de entrenamiento programada para el miércoles en la Ciudad Deportiva. Un plan encaminado a afrontar la exigente semana que le deparará tres partidos en solo siete días. Osasuna, Valencia y Atlético de Madrid aguardan a los blanquillos, que deberán ratificar su trayectoria ascendente.

La ausencia de una pretemporada es un aspecto que, hasta la fecha, ha obsesionado al entrenador mexicano. Por ello, no ha dudado en emplear todo el tiempo posible en la adecuación física de sus pupilos. Una carga de trabajo impropia de la temporada de competición y que, incluso, podría estar relacionada con las molestias que algunos jugadores muestran durante los partidos. Meira y Mateos, frente a la Real Sociedad, son los ejemplos más recientes. En el caso de ambos, afortunadamente, todo ha quedado en un susto y parece que podrán participar en los siguientes compromisos blanquillos.

También podrá estar Ángel Lafita. El canterano zaragocista no participó en el entrenamiento del lunes y tampoco lo hizo este miércoles por la mañana. Según explicaron desde el club, se quedó en el gimnasio ejercitándose en solitario tras acusar una contusión producida durante el último partido de Liga. Sin embargo, en la sesión vespertina del miércoles, pudo tomar parte de los ejercicios preparados para la ocasión.

Con un fuerte viento azotando las instalaciones situadas en la localidad zaragozana de Cuarte de Huerva, el conjunto aragonés realizó varias pruebas destinadas a perfeccionar el trato al balón. Divididos en dos grupos de ocho integrantes, atacantes y defensores, los futbolistas del Real Zaragoza practicaron varias posibles situaciones de partido.

Para los ofensivos, la salida de balón como prioridad. Jugadas rápidas y directas, base de un buen contraataque. Con especial incidencia en la incorporación de los hombres de banda, Barrera u Oriol por la derecha y Lafita o Juan Carlos en la izquierda. En el centro, y sin sustitutos, Luis García y Postiga se alternaban la punta. Por último, ejerciendo de motores e iniciando la acción, se alternaban Micael, Kevin y Joel.

En el otro área, la zaga puso especial empeño en la solución de las jugadas aéreas, uno de los grandes males endémicos que acompañan al Real Zaragoza durante los últimos años. Mateos y Da Silva formaron como pareja durante la simulación, en la que Meira hizo de delantero. Los tres conforman el sistema defensivo predilecto de Javier Aguirre.

El entrenamiento finalizó con una serie de partidillos en campo reducido y equipos de seis participantes. Un juego que no vislumbró ninguna variante táctica de cara a los siguientes partidos. Esas, probablemente, sean puestas en práctica en el llamamiento de esta tarde, que se realizará a puerta cerrada. Será el momento de pensar específicamente en la trampa que espera en el Reyno de Navarra.

Etiquetas