Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

CAI ZARAGOZA

La vuelta del capitán

Lescano entra por fin en la expedición que viaja a Menorca, una medida bien acogida y necesaria.

Lescano lanza a canasta durante el entrenamiento de ayer, con Junyent a su espalda.
La vuelta del capitán
Esther Casas

Nadie se fía de la mala suerte que acecha al CAI Zaragoza y por eso hasta hoy por la mañana, tras el entrenamiento, no se hará oficial la entrada del capitán Matías Lescano en la expedición rojilla que viaja a Menorca. Pero es un hecho, una medida necesaria dados los problemas numéricos en el perímetro aragonés y el escaso carácter demostrado por el equipo lejos del Príncipe Felipe. Además, es una novedad bien acogida en el vestuario, puesto que la plantilla es consciente de que su capitán aporta cosas que nadie más puede hacer. Por fin, el 'Bicho', tras ocho jornadas sin poder vestirse de corto, regresa para defender la elástica zaragozana. El único problema es que hay que darle la baja federativa a un compañero y, salvo sorpresa de última hora, el elegido será el estadounidense Matt Kiefer.

 

Pero más allá de nombres y de 'perjudicados' por estos movimientos, lo que está claro es que el conjunto de José Luis Abós necesita a Lescano. Ya iba a entrar la semana pasada pero una inoportuna lesión en el pie lo mantuvo alejado de las canchas. Pero esta vez sí, siempre que no pase nada en la sesión preparatoria de esta mañana. Y solo de comentarlo da miedo.

 

El jugador ya se encuentra "bien, mucho mejor. El domingo entrené ya un poco y hoy (por ayer) ya me ejercité con normalidad. Tengo algo de dolor, pero es un dolor que se aguanta, así que contento". De hecho, el argentino añadió que si le toca jugar mañana "es de esos partidos en los que hay que estar con dolor o como sea".

 

Pero Matías aseguró que "todavía no hay nada oficial, pero sí que tengo muchas ganas de jugar. Ya las tenía la semana pasada pero ahora más porque con este partido que viene las ganas se multiplican. En el club saben que estoy ahí preparado para lo que sea".

 

El capitán sabe de lo importante de su presencia en el grupo, especialmente, para sus compañeros: "Ellos siempre me lo han dicho y me han estado apoyando cuando lo he pasado mal. Sería un golpe anímico para bien. Yo tengo ganas de ayudarles a ganar el miércoles".

 

Y sus 'colegas' reciben de muy buen grado su regreso. "Sin duda que la vuelta de Mati va a ser muy productiva para el equipo porque todos sabemos lo que nos puede aportar y ojalá sea lo antes posible. Necesitamos, sobre todo en el perímetro, más rotación y eso nos va a dar un respiro a algunos de nosotros", afirmó Paolo Quinteros.

 

Mientras, Edu Sánchez explicó que la situación vivida por Lescano ha sido "complicada para él, dos meses entrenando sin poder competir. Yo creo que es una situación que nadie ha vivido y para nosotros Matías es súper importante. Es un jugador que nos da cosas que nadie nos puede dar tanto en defensa, en ataque, su visión de juego, anota en momentos importantes y es una de las almas del equipo".

El susto lo dio Nacho Martín

Como no podía ser de otra manera, ayer también hubo susto en el último entrenamiento del día. En este caso lo protagonizó Nacho Martín, quien recibió un golpe en el ojo. Fue explorado en una clínica zaragozana, pero se espera que viaje y pueda jugar en Menorca.

Etiquetas