Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

REAL ZARAGOZA

La tensión da paso al acuerdo

Manolo Villanova reclama al Real Zaragoza pagos que aún se le adeudan como entrenador y la liquidación de su contrato.

Manolo Villanova y Pedro Herrera, junto a un aficionado, ayer, en el Juzgado.
La tensión da paso al acuerdo
a photosagency/ pedro etura

Aunque Manolo Villanova siempre tuvo la voluntad de llegar un acuerdo con el Real Zaragoza, el entendimiento no fue posible hasta el día de ayer, siete meses después, ante el juez del Juzgado de lo Social número 7 de la capital aragonesa. Ni en las dependencias del club, en su momento, ni en el acto de conciliación previo al juicio se dieron las bases mínimas para que el ex entrenador pudiera dar su conformidad a los pagos que le proponía el club tras su despido, ocurrido el pasado verano.

 

Ayer, comenzó a tejerse el pacto entre las partes. Ante la presencia e inmediación del juez, Arturo Acebal, como abogado defensor de Manolo Villanova, y Ángel Moreno, como defensor del Real Zaragoza, establecieron las líneas maestras. Se ha llegado, por tanto, a un principio de acuerdo para saldar las deudas que la sociedad anónima deportiva mantiene con su ex entrenador, tanto como técnico del primer equipo como del conjunto filial. En un plazo máximo de quince días, ambas partes tendrán que llegar a definir todos los detalles del acuerdo. En caso contrario, será el juez quien termine por dilucidar el asunto.

 

Este principio de acuerdo se alcanzó en el último momento, justo antes de iniciarse el juicio, que tenía hora y día fijado para ayer. Durante una hora, aproximadamente, Arturo Acebal y Ángel Moreno, letrado que pertenece al despacho de Garrigues, negociaron los ejes del entendimiento.

 

Manolo Villanova ya sólo entró a la sala de vistas para firmar el documento donde se recoge el marco del referido pacto, que en todo caso, en términos económicos, no asciende a cantidades importantes dentro del fútbol. Por la pasada temporada, en la que Manolo Villanova estuvo al frente del conjunto filial, y en la que tanto contribuyó al ascenso del Zaragoza a Primera con el constante préstamo de futbolistas a Marcelino García Toral, el ex entrenador reclama 12.000 euros.

 

Villanova, que acudió nervioso a la cita en los juzgados, señaló a la salida de los mismos que se sentía "más tranquilo" después de haber configurado una vía de solución para su caso. No se personó en representación del Real Zaragoza Agapito Iglesias. El accionista mayoritario delegó todo este asunto en los abogados del club. Sí estuvieron presentes en los pasillos de los juzgados Pedro Herrera, secretario técnico, Paco Checa, secretario general, y Luis Costa, integrante de la secretaría técnica, quienes habían sido citados para declarar en una sesión que finalmente no se celebró.

 

A pesar de la evidente tensión existente entre Pedro Herrera y Manolo Villanova, ambos dialogaron en los pasillos de los Juzgados durante varios minutos. Herrera fue, precisamente, quien comunicó a Manolo Villanova su despido de la entidad, en el transcurso de un almuerzo.

 

Fue el secretario técnico quien lo arrancó en su día de la Sociedad Deportiva Huesca, en aras de una salvación que no se consiguió, y fue el mismo protagonista quien le comunicó un tiempo después que terminaba cualquier relación contractual con el club de su vida. Agapito Iglesias evitó dicho almuerzo -su silla siempre se quedó vacía a pesar de que estaba prevista su presencia- y ayer también eludió el compromiso en el Juzgado de lo Social.

Etiquetas