Despliega el menú
Deportes

CAI ZARAGOZA

La sonrisa del campeón

El CAI volvió al trabajo convencido de que subirá esta semana: "Vamos a Palma a liquidar la Liga".

Las palabras de uno de los pesos pesados en el vestuario, Lucas Victoriano, expresan el sentir del CAI Zaragoza. El equipo desprende la sonrisa de quien se sabe campeón y viajará a Palma a certificar el ascenso. "Estamos manteniendo la calma, pero más que alegría lo que nos provoca esta situación es tranquilidad. Hay muy buena onda, sonrisas... Siempre las victorias generan tranquilidad en un grupo que está todo el día mirándose las caras. A estas alturas los equipos están hastiados de verse y nosotros no porque estamos ganando. Lo único que pensamos todos es en acabar cuanto antes esto. Vamos a Palma a liquidar la Liga". Más claro, el agua.

El argentino volvió a ofrecer su versión más sincera al reconocer que una semana así "se afronta de manera distinta. Puede ser la culminación y estamos todos ya pendientes de cuándo será". El director de juego rojillo añadió: "Puede sonar prepotente el dar por hecho el ascenso, pero es una realidad. Nuestro juego a mí no me genera ningún tipo de dudas porque estamos bien y le podemos ganar a cualquiera. El grupo trabaja bien, entrena bien y ha entendido perfectamente los roles".

Victoriano entiende que cuanto antes se ascienda "sería mejor", y plantea la manera de lograrlo en la próxima jornada: "El rival no pasa por un gran momento y tenemos que ir a minarles la moral desde el inicio. Se trata de seguir en la línea en la que estamos, con once victorias seguidas, jugando bastante contundente, muchas veces con algunos problemas en defensa, pero cuando el equipo se pone serio, al final termina ganando con diferencia".

El argentino da por hecho el éxito, pero reconoce que "tampoco hay que pensar demasiado en ello porque cuando lo hicimos la fastidiamos porque nos relajamos. Quedan tres partidos y hay que ir a ganarlos. Vencer el domingo sería espectacular y las otras dos semanas disfrutaremos, pero también iremos a ganar, es la ley del vestuario y por lo que jugamos desde niños".

Lucas prefiere lograr la ACB "en la cancha, pero si ascendemos por la derrota de Bruesa lo celebraremos igual e iremos a Palma a ganar".

Su compañero y compatriota Paolo Quinteros fue algo más cauto: "Queda un paso y todo depende de nosotros. Si ganamos el domingo celebraremos el objetivo, pero todavía faltan unos días. Tenemos que llegar lo más concentrados y compenetrados posible a un juego que va a ser difícil porque ellos se juegan el entrar en la zona de descenso".

El escolta añadió que la semana la tienen que vivir "con mucha cautela, con mucha tranquilidad, trabajando al cien por cien y no dejarnos llevar por todo lo que nos rodea porque hay mucho en juego".

Quinteros concluyó que ascender con la derrota de Bruesa "sería la forma más horrible de hacerlo porque tendríamos que ir a jugar a Mallorca con el ascenso en el bolsillo, pero sea como sea va a ser bienvenido. No debemos especular y centrarnos en nosotros mismos y entrenar lo mejor posible".

Etiquetas