Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

REAL MADRID

La sentencia de Benzema

El francés desperdició la oportunidad que le otorgó Mourinho en Murcia, en el partido de la Copa del Rey, donde volvió a mostrar su indolencia. Ya existen rumores sobre su posible marcha del Real Madrid.

Benzema es sustituido, tras una actuación gris, en el partido del pasado martes en Murcia.
La sentencia de Benzema
JOSé JORDáN/AFP

La estrella de Karim Benzema nunca estuvo más apagada que ahora. Y los rumores sobre su posible marcha del Real Madrid comienzan a ser incesantes. La cuestión no parece ya si dejará el club blanco, sino cuándo lo hará.

Los titulares de la prensa española no dejaban ayer lugar a la duda: "Está muerto", aseguró el diario 'Marca', hablando sobre su futuro en el Real Madrid de Jose Mourinho. Y así, aunque en términos más suaves, siguió el resto de la prensa.

Porque Benzema no pasó la prueba de la Copa del Rey. Mourinho le dio la titularidad el pasado martes ante el modesto Murcia y tuvo que cambiar al francés a la hora de partido, tras ofrecer otra actuación gris. "Mourinho señaló a Benzema", afirmó el diario 'As'.

El técnico portugués lleva meses enviando mensajes al jugador galo. "Benzema entenderá, estando en el banquillo, lo que tiene que hacer para jugar más", dijo el entrenador blanco semanas atrás. Y el pasado lunes, en la víspera del encuentro de la Copa del Rey, el luso fue tajante: "Benzema tiene que aprovechar este partido", advirtió.

El atacante francés, de 22 años, llegó al Real Madrid hace apenas 15 meses, después de que el club blanco pagara 35 millones de euros al Olympique de Lyon por su traspaso.

Y no sólo eso, sino que la contratación culminó después de que el Real Madrid renunciara al fichaje del delantero español David Villa, quien esa temporada se quedó en el Valencia para firmar un año después por el Barcelona. Benzema fue una apuesta personal de Florentino Pérez en su regreso a la presidencia del Real Madrid. Deseoso de mostrar ante sus aficionados nombres de lujo para el nuevo proyecto, el dirigente cerró personalmente un trato que, en su día, se consideró una buena inversión de futuro.

Benzema era entonces una de las grandes promesas en Europa, un jugador a quien se le veía como el sucesor del brasileño Ronaldo y un futuro 'Balón de Oro'. Pero el francés acusó desde el inicio problemas de adaptación y poco a poco fue desapareciendo de la titularidad con Manuel Pellegrini en el banquillo.

Lentos progresos

Con el inicio de la nueva temporada y la llegada de Mourinho en sustitución de Pellegrini, el delantero francés proclamó que se vería "un nuevo Benzema". El club publicitó que el futbolista progresaba con el aprendizaje del idioma español, y sus compañeros aseguraron que le veían mucho más integrado en el grupo.

Sin embargo, todavía no se han observado los progresos de Benzema sobre el campo. Más bien, al contrario. De hecho, el francés jugó el pasado sábado varios minutos ante el Racing de Santander y sus propios aficionados acabaron abucheando al galo por su indolencia en el terreno de juego.

El mejor amigo que Benzema tiene en la plantilla es su compatriota Lass Diarrá, una persona tan introvertida como polémica. Hace unas semanas aseguró que abandonaría el Real Madrid si no jugaba, y ahora se sospecha que está simulando lesiones para forzar su marcha. Los analistas no tienen dudas sobre la inminente salida de Lass Diarrá en el mercado de invierno, y algunos creen que la cuestión ahora es saber si también le acompañará Benzema.

No es probable, por cuanto Mourinho ya se quejó en su día de tener pocos delanteros en el equipo. Pero el francés, de momento, parece condenado irremediablemente al banquillo. Benzema optó por descansar ayer, aprovechando el día libre concedido por su técnico, pese a estar en el ojo del huracán. Pepe y Granero, que también guardaban fiesta, sí se ejercitaron.

Etiquetas