Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

REPERCUSIÓN ECONÓMICA

La otra cara de la huelga de futbolistas

El plante de los futbolistas españoles a la Liga puede acarrear, además del retraso en el comienzo del campeonato, distintos efectos colaterales, que van desde el descenso de ingresos en diferentes sectores hasta el cambio en los planes de aquellos aficionados que esbozaron sus vacaciones con el inicio liguero en mente.

Iker Casillas habla con Santi Cazorla y Fernando Llorente durante la rueda de prensa de la AFE
La otra cara de la huelga de futbolistas
EFE. J. C. HIDALGO

La huelga que, por el momento, mantiene la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) sigue provocando dolores de cabeza, tanto a la Liga de Fútbol Profesional como a otros ámbitos del país. Entre las escasas opciones que el apretado calendario permite barajar, se contempla la posibilidad de disputar la primera jornada del campeonato los días 27 y 28 de diciembre (martes y miércoles). Otra alternativa consiste en ubicar la fecha incial del campeonato inmediatamente después de la última. Una medida que chocaría con los intereses del combinado nacional, que defenderá en Polonia y Ucrania el trono europeo conquistado en Viena hace ya cuatro temporadas.

El hecho de trasladar la primera tanda de partidos ligueros a otra fecha, probablemente entre semana, puede afectar a un amplio abanico de sectores, que verían cómo sus ingresos se reducirían.

Pérdidas millonarias en las quinielas

Uno de los mayores afectados por el cambio de fechas podría ser Loterías y Apuestas del Estado. En la jornada de ayer, la empresa, inmersa en un complicado proceso de privatización, anunció su decisión de aplazar definitivamente «el inicio de la venta de la 1ª jornada de La Quiniela y El Quinigol, que estaba previsto para el día 14 de agosto, hasta que se tenga conocimiento cierto de la celebración de dicha jornada». Según estimaciones de Juan Antonio Gallardo, director comercial de la sociedad, el dinero que la firma percibe en una jornada de este tipo (última semana de agosto con partidos en fin de semana) asciende a «7 u 8 millones de euros», mientras que en una fecha liguera entre semana, esta cifra se reduce a menos de la mitad: «Entre 4 y 5 millones», lo que podrían suponer hasta 4 millones de pérdidas.

Trastorno televisivo

Otro punto fundamental, como en todo lo que rodea al deporte entendido como espectáculo, es la programación de las parrillas televisivas. Además de los canales temáticos dedicados en exclusiva al fútbol en directo, son muchas las cadenas que centran sus contenidos del fin de semana en torno al deporte rey.

Aragón Televisión, por ejemplo, había anunciado la transmisión en directo, desde El Alcoraz, del choque entre el Huesca y el filial del Barça. En su lugar, el canal autonómico emitirá una película. A las 20.00, tras el primer partido de los oscenses, el equipo de deportes de la cadena había preparado un programa especial con el resumen del encuentro que el Real Zaragoza hubiera disputado contra el Levante en el Ciudad de Valencia. Asimismo, se ha suspendido el primer programa de la temporada de 'La Jornada', que trata la actualidad deportiva aragonesa, proyectado para el próximo domingo. Se trata de tres de los programas estrella del fin de semana de la cadena pública cuya no emisión hará descencer, previsiblemente, la audiencia del canal.

Desde ZTV, sin embargo, se ha decidido mantener 'Play Zaragoza', el programa que, todos los lunes, informa sobre las diferentes disciplinas deportivas practicadas en la ciudad. En él se tratará la pretemporada de los equipos zaragozanos de élite y se abrirá un debate sobre, precisamente, la huelga de la AFE.

Menos apuestas

El fútbol es uno de los deportes que más dinero mueve en el mundillo de las apuestas. Así se evidencia en otras Comunidades Autónomas, como el País Vasco, en que sus particulares leyes permitían, con anterioridad a otras como la aragonesa, la instalación de salas de apuestas en vivo. Esta será la primera temporada en que los zaragozanos podrán acudir a este tipo de locales, que notarán un sensible descenso en sus ingresos.

Lo constata la firma Sportium, que actualmente gestiona 60 casas de apuestas en Zaragoza, desde donde se sostiene que «los mercados de apuesta de los locales Sportium de cara a la primera jornada de Liga siguen abiertos ahora mismo, pero no se descarta cerrarlos en las próximas horas si la huelga sigue adelante».

La diferencia entre la recaudación de un sábado o domingo y otro día de la semana, aunque no muy elevada, no deja de suponer una alteración en las previsiones de este tipo de negocios.

Viajes cancelados

Los aficionados que hubiesen preparado un desplazamiento para seguir a su equipo también sufrirán en sus carnes el plante de los futbolistas. Así lo explica David Hurtado, portavoz de la Confederación de Consumidores y Usuarios (CECU): «Muchas personas habían modificado o adaptado sus vacaciones a los horarios de las primeras jornadas y ahora se encuentran con una más que posible huelga». Del mismo modo, desde CECU, se recuerda que las asociaciones y peñas que hubiesen contratado servicios de transporte y alojamiento podrían verse privadas de una contraprestación económica, ya que «la empresa, en estos casos, no sería responsable».

Los bares harán menos caja

También los establecimientos hosteleros que proyectan los partidos de Liga notarán, en caso de que se certifique el plante de los jugadores, un descenso en la recaudación de los días en que el calendario marcaba partido. Según varios locales consultados por Heraldo.es, la diferencia económica entre dos partidos del Real Zaragoza en función del día de la semana en que se disputen, puede ser «superior al 50%».

Etiquetas