Despliega el menú
Deportes

RALLY

La jornada más negra

La tercera etapa del Rally Dakar Argentina Chile resultó nefasta para los pilotos españoles. Marc Coma tuvo problemas mecánicos y acabó la etapa noveno, su compañero de equipo Jordi Viladoms abandonó tras un accidente, Nani Roma volcó y se despide prácticamente de la victoria final y Carlos Sainz, que acabó segundo, terminó la etapa completamente deshidratado.

 

Marc Coma tuvo que estar detenido en el kilómetro 159 de la especial por problemas con la batería de su KTM, que se le quedó parada varias veces. Además, su compañero de equipo, Jordi Viladoms, abandonó la carrera tras sufrir una caída.

 

Coma acabó la tercera etapa en la novena posición, a 21 minutos y 37 segundos del ganador de la etapa, Cyril Despres. El francés hizo el recorrido de 441 kilómetros, entre las ciudades argentinas de La Rioja y Fiambalá en tres horas, un minuto y nueve segundos.

 

Los problemas para el catalán se suman al mazazo recibido el domingo, cuando fue penalizado con 22 minutos por superar el límite de velocidad en un sector urbano durante la primera etapa. Coma es noveno a 42:04 de la cabeza de carrera, por lo que prácticamente dice adiós a la carrera.

 

Por su parte, Jordi Viladoms fue trasladado hasta la zona de asistencia médica del campamento del Dakar, en Fiambalá, tras sufrir una caída, aunque fuentes médicas informaron que su estado de salud es bueno y no sufre lesiones importantes.

Roma vuelca

En categoría de coches, el piloto francés Stéphane Peterhansel (BMW) se adjudicó el triunfo de la etapa y se hizo con el liderato provisional, por delante de Carlos Sainz (Volkswagen), que mantiene intactas sus opciones.

 

El madrileño acabó la etapa deshidratado y tuvo que estar cerca de tres cuartos de hora en el servicio médico donde se le hidrató, se le tomó la tensión y se le realizaron varias prueba médicas. Sainz reconoció al acabar que dentro del coche estaba a unos 50 grados y que tuvo problemas con la temperatura del motor, lo que le obligó a no forzarlo por temor a una avería.

 

Peterhansel se hizo con el mejor crono provisional con 2h55.19, con una renta de 5.44 sobre el madrileño, que aventajó en 4.17 a su compañero, el qatarí Nasser Al-Attiyah. Peterhansel se hizo con la primera posición en la general con una ventaja de 4.33 sobre Sainz.

 

Peor suerte corrió el catalán Nani Roma (BMW). El de Folguerolas, que el domingo dio dos vueltas de campana, se cayó por un barranco en el kilómetro 95, dañando su vehículo y está a la espera del camión de asistencia. El catalán no podrá seguir, por lo que dice adiós a la carrera.

 

Una jornada absolutamente nefasta para unos pilotos españoles que han vistro truncadas sus esperanzas demasiado pronto en este rally mítico.

Etiquetas