Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

REAL ZARAGOZA

La familia Lapetra pide retirar su nombre del torneo

Harta del desdén con el que Ayuntamiento y Real Zaragoza organizan el Memorial, solicita desvincularse del mismo.

La familia Lapetra pide retirar su nombre del torneo
La familia Lapetra pide retirar su nombre del torneo
TONI GALáN/A PHOTO AGENCY

¡Basta! El esperpéntico espectáculo que se vivió el pasado miércoles en La Romareda, con unas gradas desiertas y más interesadas en increpar a Agapito Iglesias que en presenciar lo que sucedía en el césped, ha sido la gota que ha colmado el vaso de la indignación de la familia Lapetra. Hartos del desdén con el que el Ayuntamiento y el Real Zaragoza, organizadores del Trofeo Ciudad de Zaragoza-Memorial Carlos Lapetra, encaran cada año la celebración de la cita, han redactado una carta remitida a HERALDO y firmada por Christian, hijo del futbolista, en la que solicitan la retirada de su apellido.

"Es una decisión que habíamos tomado al principio del verano junto a mis hermanas tras consensuarlo con el resto de la familia. Pero quisimos esperar, dar una última oportunidad. Nos hemos dado cuenta de que no hay ningún interés en el torneo. Se hizo todo a última hora, se fijó una fecha muy mala, en día laborable y con un horario muy complicado. No pedimos que venga el Barcelona o el Bayern de Múnich, sino que las cosas se hagan con más cariño y previsión. Siempre nos ha enorgullecido que se recordara a mi padre pero ha llegado el momento de plantarnos", explica Christian.

Con mesura y educación, no puede disimular el enojo que les produce esta progresiva desatención al torneo que lleva el nombre del mejor futbolista aragonés de la historia, mito del zaragocismo y leyenda de la selección española: "Considero que situaciones como la del miércoles, suponen una falta de respeto a la memoria de mi padre. Siempre nos hemos puesto a disposición del club para lo que hiciera falta y jamás nos han consultado nada. Lo asumimos. Pero lo que no consentimos es que se devalúe el memorial hasta estos límites. A veces, da la sensación de que molesta. Las cosas no se pueden hacer peor".

Cabe recordar que el Ayuntamiento de Zaragoza decidió renombrar el Trofeo Ciudad de Zaragoza en 1996, unos meses después del fallecimiento del jugador. Además, en ese mismo pleno fue nombrado a título póstumo hijo predilecto de la ciudad "en reconocimiento a su excepcional carrera deportiva defendiendo los colores del equipo de fútbol representativo de la ciudad".

Ahora la pelota regresa al tejado de los rectores municipales. "Está en sus manos. Estamos encantados con que Zaragoza recuerde a Carlos Lapetra, aunque hubiéramos preferido que él lo hubiera disfrutado en vida, pero lo mínimo exigible es un poco de buena disposición y sensibilidad. El mejor homenaje es que está en el corazón de la gente", apostilla Christian.

Etiquetas