Despliega el menú
Deportes

ESTADOS UNIDOS - GHANA (20.30)

La fe del Tío Sam

Estados Unidos y Ghana buscan un lugar en los cuartos de final en un duelo igualado.

La fe del Tío Sam
La fe del Tío Sam

"Corren como demonios", dijo Vicente Del Bosque, aturdido, cuando Estados Unidos les sorprendió en las semifinales de la Copa Confederaciones. España venía de encadenar 35 partidos sin perder y 15 victorias consecutivas, pero sufrió en sus carnes lo que significa medirse a unos adversarios con una fe inquebrantable, un físico descomunal y dispuestos a morir en el campo por las 'barras y estrellas'.

Solo así se entiende su supervivencia en este Mundial. Siempre han ido por detrás. 'Calamity Green' les salvó ante Inglaterrra; Donovan y Bradley, el joven medio centro que actúa con una madurez enorme y lleva a gala ser el hijo del seleccionador, empataron un partido que en el descanso tenían perdido contra Eslovenia; y Donovan marcó en el descuento frente a Argelia un gol histórico. De estar eliminados pasaban a ser primeros de grupo. Donovan es la estrella de un equipo que encarna la fe del Tío Sam.

Hoy se miden a Ghana, en el Royal Bafokeng de Rustemburgo, con el reto de alcanzar los cuartos e igualar el récord logrado hace ocho años en Japón y Corea. Presentes en su sexto Mundial consecutivo, miran más lejos. Si superan el escollo africano, pelearían por un puesto en semifinales con Uruguay o Corea del Sur.

Se cruzan ante Ghana, un combinado que compensa su falta de gol gracias a una gran disciplina colectiva y al buen bloque defensivo. Perdieron contra la potente Alemania pero dejaron buenas sensaciones los subcampeones de África. Defienden el orgullo continental en el Mundial.

Etiquetas