Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

VOLEIBOL

La cara amiga del rival

Kike de la Fuente pone el acento español al Galatasaray, el rival de mañana del CAI Teruel en octavos de final de la Copa Challenge

Estambul, una de las ciudades más impresionantes del mundo, un museo que abraza a dos de los imperios más poderosos de la historia, el Bizantino y el Otomano, 5.000 años de vida de una antigua ciudad abierta a la modernidad. La próxima escala del CAI Teruel en la Copa Challenge es de lo más atractiva. El conjunto naranja parte hoy rumbo a esta monumental urbe, de 14 millones de habitantes, donde espera vivir con pasión una nueva aventura en la competición europea. Ha alcanzado los octavos de final después de eliminar al Lycurgus Groningen y al SCC Berlín, y mañana (18.30) espera hacer lo propio con un Galatasaray que habla español.

La cara amiga del rival está representada en Kike de la Fuente. El receptor, considerado uno de los mejores jugadores nacionales en su puesto, llegó el año pasado a Estambul para lanzar a un equipo que se estrena en el torneo continental. Mañana, en la pista del Burhan Felek se reencontrará con “muy buenos amigos”: Guille Hernán, con el que se colgó la medalla de oro en el Europeo de 2007, Fran Herrera, Juan Carlos Vega... “El CAI Teruel es un gran equipo, muy competitivo y que lleva una progresión magnífica. La eliminatoria va a ser muy difícil, aunque el Teruel es el favorito”, se deshace en elogios el jugador gallego.

De la Fuente es un trotamundos del voleibol. Abandonó su Vigo natal para dar el salto al Cannes francés (1997-1999), y de allí, una nueva pirueta que le lanzó a la competición italiana, donde se ha hecho un nombre: Itas Mezzolombardo, Itas Trento, Copra Piacenza, Cunero, Perugia y Gabeca Montichiari figuran en su currículum plagado de títulos, medallas y más de 300 internacionalidades. La temporada pasada aceptó el atractivo proyecto del Drac Palma en la Champions League. Y porque en la entidad isleña fue donde “por fin” pudo llegar a convivir con su mujer, también jugadora de voleibol. Kinga Maculewicz, a la que conoció en Cannes, fichó por el equipo femenino del Drac, el Ícaro Alaró, aunque su desaparición por falta de un patrocinador desencadenó un nuevo cambio de aires. “Vivíamos muy bien en Palma, pero no queríamos una nueva separación. Yo tenía contactos en Turquía, a través de Fernando Muñoz (técnico del Arkas Esmir) y Luis Pedro Suera (jugador del Arkas) y buscamos una salida. Kinga está en el Vakifbank Gunes y yo en el Galatasaray. Y seguimos juntos y todos contentos”, relata. El cambio fue “un poco radical”, pero la pareja se aclimató “rápido” a la ciudad y sus costumbres. “Estambul es una locura de tráfico y ruido, a todas horas. Pero tiene un encanto especial, y la comida está estupenda. No se vive mal, la verdad”, reconoce.

El Galatasaray le abrió las puertas y le otorgó un rol principal, aportando el equilibrio entre la recepción y el ataque. Junto con el colocador croata Krnic -un viejo conocido de la Superliga española tras su paso por el Unicaja- formaban la pareja de extranjeros, aunque la nómina se ha incrementado hace quince días con la llegada del internacional finlandés Urpo Sivula, que no podrá jugar mañana contra el CAI Teruel ya que ha participado con su anterior equipo, el Pielaveden Sampo, en el campeonato europeo. “La base del equipo está formada por jugadores turcos, jóvenes -el más veterano soy yo (33 años)-, ya que en la Liga turca solo se permite la presencia de tres foráneos. Pero fichan a los mejores y los de mayor calidad, lo que permite que nuestro torneo sea competitivo, aunque no llega a los niveles de calidad de la Liga española”, detalla el receptor.

El Galatasaray que entrena el ex jugador reconvertido a técnico Ali Ümit Hizal, desde hace dos campañas, practica un juego “simpático”. “No es muy fuerte, pero sí peleón. Está bastante compensado. Una plantilla confeccionada para luchar por estar entre el tercer y cuarto puesto”, completa. Una primera vuelta irregular ha marcado el camino del conjunto turco en la liga doméstica, quinto tras caer el pasado domingo contra el líder invicto, el Arkas. Pero en la Copa Challenge ha mostrado una imagen demoledora llevándose por delante al Grodno bielorruso, al Maribor esloveno y al Rabotnicki Fersped Skopje macedonio. “En el club están muy contentos porque no se esperaban que íbamos a llegar a este nivel. Pero contra el Teruel va a ser distinto”, resalta De la Fuente.

El escenario tampoco ayudará a que el conjunto turolense se encuentre cómodo. El Burhan Felek, con espacio para 1.400 espectadores, es la casa deportiva del Galatasary, aunque la entidad deportiva turca, fundada en 1905, con su equipo de fútbol como estrella, proyecta la construcción de un nuevo pabellón. “El aficionado anima, pero sin calentarse. Excepto en los partidos de máxima rivalidad, como contra el Fenerbahçe, al que le hemos ganado dos veces. Es igual que en los duelos de fútbol. Impresiona porque llegan a destrozar el recinto.

Recuerdo que los árbitros tuvieron que parar el partido entre el segundo y el tercer set, durante media hora, porque las sillas volaban. Vino hasta la policía. Pero, salvo con este rival, el ambiente es tranquilo. El CAI Teruel no va a tener ningún problema”, relata.

El conjunto que prepara Novillo llegará hoy por la noche a Estambul y el jueves por la mañana tomará contacto con la cancha. Allí les estará esperando el deportista gallego, que seguro que ejerce de anfitrión. “Teruel está haciendo un gran trabajo. Óscar es uno de los entrenadores más capaces que hay en España y así lo está demostrando en el CAI. Ahora va segundo, y por algo será. Además, estoy seguro de que será campeón. La plantilla está muy bien confeccionada, con una acertada apuesta por el jugador nacional. Con estos mimbres, no va a ser sencillo ganarles, pero tampoco se lo vamos a poner fácil”, se despide Kike de la Fuente.


Etiquetas