Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

BALONCESTO FEMENINO

La alternativa amarilla

El Mann Filter se consolida en la aristocracia de la Liga tras otro triunfo ante Hondarribia

Henry intenta anotar ante la presencia de dos rivales.
La alternativa amarilla
ARáNZAZU NAVARRO

El Mann Filter se sobrepuso con solvencia al varapalo de su eliminación europea y logró ayer ante el Hondarribia un triunfo de calidad (67-50) que le apuntala en la zona privilegiada de la clasificación. La escuadra de Víctor Lapeña debía superar varios factores adversos: el principal, la contundente derrota sufrida en Grecia en los cuartos de final de la Eurocup. Es verdad que el equipo zaragozano ha hecho historia en la cita continental, y que las jugadoras amarillas pueden sentirse orgullosas de los méritos acumulados; pero a nadie le cabe duda de que el sueño –un sueño roto- era meterse en las semifinales.

Sufría además el peso de un kilometraje llamativo, con muy pocas horas de descanso. Aunque da la impresión de que se ha acostumbrado a encadenar encuentros -y, casi siempre (ese es su mérito), también victorias-. Como la de ayer ante las guipuzcoanas.

¿De qué forma podía repercutir esa pequeña decepción? ¿Y el cansancio de los partidos y los viajes? Ayer se vio que el Mann Filter es un equipo de una enorme solvencia psicológica: se sobrepuso con holgura desde el principio y sólo en el tercer parcial se tomó un leve respiro que el cuadro vasco aprovechó para recortar ligeramente la desventaja.

El Mann Filter salió entonado, como con ganas de trasladar a la Liga su ambición europea. Nueve puntos de ventaja (19-10) servían para establecer el marco general del duelo.

La ventaja se alargó antes del descanso con otros diez puntos de ventaja (39-20) en unas cifras que ponían de relieve la distancia entre los dos equipos en la tabla clasificatoria. Feaster, Zlatanova y Brown sostenían la carga anotadora de la formación aragonesa, pero los puntos se repartían democráticamente entre todas las componentes del equipo.

Era tiempo también para que jugaran las no habituales, para repartir minutos, para dar opciones a las jugadoras que apuntalan el equipo aunque a veces su trabajo no se vea.

El Mann Filter cedió en el tercer cuarto. Fue una relajación somera, escueta. Más aún, con la ventaja que las de Víctor Lapeña llevaban acumulada en el partido.

Sin embargo, aquel descanso duró lo que dura un corto cuarto: con las pilas recargadas, el Mann Filter volvió a desplegar su juego y estiró su ventaja final hasta los 17 puntos. Un triunfo, de nuevo, más que sólido.

El Mann Filter se encadena a así a los puestos de la aristocracia liguera, pegado al Rivas –de quien sólo le separa el «basquetaverage»– y ya con un cómodo colchón respeto al Sóller.

Hoy, Mann Filter impone respeto, alimenta temores en el rival. Argumentos, como demostró ayer ante el Hondarribia, no le faltan. Sigue creciendo.

Ficha técnica

67 Mann Filter Feaster (10), Casas (4), Ouviña (4), Zlatanova (10), Henry (7) -cinco inicial-, Pascua (6), Royo (3), Kresovic (5), Brown (10) y Pina (8).

50 Hondarribia Suarez (2), Dapo (5), Lacy (5), Burgin (11), Ferragut (6) -cinco inicial-, Quintero (0), Revuelto (12), Rad (3), Louise (3) y Bavendam (3).

Parciales: 19-10, 20-10, 11-17 y 17-13.

Árbitro: López Herrada y Martínez Estopiñan. No hubo ninguna jugadora eliminada por faltas.

Incidencias: Partido disputado en el pabellón Siglo XXI.

 

Etiquetas