Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

REAL ZARAGOZA

La afición toma la palabra

El Real Zaragoza se reencontrará mañana con su público cuatro meses después de su última comparecencia en La Romareda. Los peñistas manejan el mismo discurso: "Hay que apoyar al club"

"Necesitamos a la afición más que nunca". El entrenador del Real Zaragoza, Marcelino García Toral, volvió a requerir el respaldo de todo el zaragocismo. Lo hizo el pasado miércoles, en Anoeta, tras la eliminación copera del conjunto aragonés. El técnico, angustiado por el nuevo tropiezo de su equipo, solicitó tiempo para ajustar todas sus piezas; reclamó paciencia, tranquilidad y tolerancia; e insistió en la importancia de serenar un entorno cada vez más incómodo y desazonado.

Marcelino ya ha tramitado su petición. ¿Cuál será, sin embargo, la respuesta de la grada? El veredicto se producirá mañana, en La Romareda, con el regreso a casa del cuadro zaragocista. Será la primera vez que el Real Zaragoza actúa en su propio estadio, tras su desalentador descenso de categoría. Ahora, 117 días después, los jugadores -y la directiva- aguardan el dictamen de los aficionados.

¿Cómo se expresará el zaragocismo? Pese a las continuas contrariedades que en la actualidad brinda el equipo, el presidente de las Peñas, Arnaldo Félix, recomienda "un apoyo unánime" al conjunto aragonés. "Es nuestro club -advierte-. Y nos necesita más que nunca".

Félix justifica su postura: "Todos estamos muy afectados por la imagen ofrecida en los últimos partidos. Pero no debemos dejar al equipo solo. Al menos, yo no pienso hacerlo jamás", argumenta el presidente, quien sigue manteniendo firmes sus convicciones: "Ascenderemos seguro. No tengo ninguna duda. Lo único que Marcelino necesita es tiempo para que los jugadores se acoplen y se conozcan", explica.

El mismo discurso presenta el presidente de la peña "Los Alifantes", Carlos Asín; aunque con algunos condicionantes: la afición, como siempre, debe sostener al equipo aragonés; pero los futbolistas también tienen la obligación de "transmitir seriedad, responsabilidad y compromiso a sus seguidores". "En principio, soy partidario de recibir a los jugadores con normalidad... aunque esperando, al mismo tiempo, que ellos nos ofrezcan alguna satisfacción", observa Asín.

En este sentido, el presidente de "Los Alifantes"subraya el comportamiento de los futbolistas. "No hablo ya de victorias o derrotas. Me refiero a la imagen, a la actitud, al espíritu, al orgullo, a la ambición, al empeño de los jugadores por ganar; y ninguno de esos aspectos se han apreciado en los últimos partidos", se lamenta Asín, quien recuerda que en Anoeta, pese al marcador adverso, "no llegó a verse ningún intento consistente por voltear la eliminatoria".

"En el partido de Copa, ni siquiera en los últimos minutos fuimos capaces de comprometer el triunfo de la Real -añade Asín-. Yo confío en Marcelino, por eso espero que el equipo crezca con el discurrir de las jornadas y nos ofrezca, por fin, una imagen más satisfactoria". Aunque el club, tras el fracaso deportivo, optó por renovar ampliamente la plantilla, el estreno liguero y el partido de Copa han arrojado, de momento, las mismas carencias que en el curso anterior: el Real Zaragoza se exhibe como un bloque deprimido y desencantado, superado por el curso de los acontecimientos, resignado a su suerte; un equipo fracturado, sin apenas capacidad de reacción; sin alma, sin convicciones, sin confianza, sin fe, sin fútbol. ¿Es posible el cambio radical?

"Yo creo que Marcelino nos guiará a Primera. Hasta el momento, la actuaciones del Real Zaragoza han sido muy flojas, pero hay que tener en cuenta las dificultades que ha tenido el entrenador. De hecho, hasta el pasado lunes no ha podido disponer de todos los jugadores", señala Antonio Mariñosa, presidente de la peña "San José".

Mariñosa se inclina también por un recibimiento respetuoso y tolerante hacia el equipo: "El que es zaragocista de verdad, siempre responde. Y más cuando las cosas no marchan como uno quisiera".

Moral intacta

Mientras, Iván Rubio -presidente de la peña "La Alcoyana"-, apela al sentido del humor para anunciar su parecer: jamás se dejará vencer por el desánimo. "Los alcoyanos somos los de la moral", bromea Rubio. "He viajado de propio a Zaragoza para asistir al partido y vengo con muchísima ilusión", explica.

Aunque confiesa sentirse "dolido y decepcionado" con las últimas actuaciones del Real Zaragoza, Rubio mantiene intacta la esperanza: "Llevamos pocos partidos y, de momento, creemos que el equipo irá a más. Después de ver el partido contra la Real, es normal que surjan las dudas; pero pienso que el ascenso es posible", declara.

Juan Cardenete, presidente de la peña zaragocista de Montalbán, también solicita tiempo para juzgar al equipo. "Como zaragocista, nuestra obligación es apoyar. Ahora es cuando se observa quién res realmente zaragocista y quién no lo es", expone Cardenete, que se lamenta de que "algunos desaparezcan ahora", mientras que "en las finales de Copa, todo el mundo acude al estadio".

Quien expresó un discurso contrario fue José Luis Gascon, de la peña "Val de Taus": "Los jugadores no se merecen mucho. Yo soy partidario de recibir al equipo con una sonora pitada", propone.

Etiquetas