Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

CAI TERUEL

José Luis Torán: "La adversidad ha llevado a hacer al equipo más fuerte"

El máximo dirigente del club hace un repaso a la temporada, plantea retos y habla del próximo proyecto.

José Luis Torán abraza el trofeo de la Superliga.
José Luis Torán: "La adversidad ha llevado a hacer al equipo más fuerte"
ANTONIO GARCíA

¿Cómo ha sido el despertar?

Duro. El día fue muy largo, luego las celebraciones, la fiesta en la carpa? Volví a ver el partido a las cuatro de la madrugada. A las siete ya estaba en pie. Había muchas cosas que hacer, la fiesta aún no ha terminado.

¿Y le gustó cómo jugó su CAI?

El equipo ha llegado en un momento excepcional y Unicaja estaba roto, descompuesto. No se esperaba perder en Almería, les descolocó.

¿Lograr el triplete -Supercopa, Copa y Superliga- habría sido tremendo?

Al principio de la temporada dijimos que el objetivo era estar en todas las finales, y que lucharíamos por los títulos. Pero cuando conocimos el potencial de Unicaja vimos que iba a ser difícil. El rival que nos encontramos en la Supercopa no estaba todavía preparado, y nuestros jugadores vinieron finos. El jugar en casa también contribuyó al éxito. Pero, desde entonces, Almería ha exhibido un juego tremendo. Nos barrió en la Copa del Rey. Lo que menos esperábamos es que, después de haber pasado un año tan desgraciado, se pudiera ganar la Superliga.

Las lesiones han lastrado la temporada.

El año ha sido muy complicado, y todas estas adversidades han llevado a que el equipo se haya hecho más fuerte. El varapalo de la Copa del Rey los reactivó. Hicieron una mentalización global de decir: "Podemos y tenemos que ganar al Unicaja". Se pusieron el mono de trabajo, se conjuraron para ganar la Liga.

¿Cuáles han sido las claves del éxito?

Primero, sobreponerse a los múltiples problemas que llegaron desde el primer título en juego. No hemos estado doce jugadores activos durante toda la campaña. Otra, la preparación física. Óscar Novillo y José Ignacio Marcos tienen una varita mágica: saben dónde tienen que cargar y descargar, y cómo conseguir que el equipo llegue al 'play off' final en el mejor momento. Y, sin duda, la afición. No hay palabras para definirla. Es capaz de hacer cientos de kilómetros para estar con su equipo, como en Almería. Aunque pensara que podía perder, ahí estaba, animando hasta el final, y con la recompensa del triunfo.

No hay que reprochar nada a los jugadores...

Imposible. El equipo ha funcionado como un bloque sólido. Y se vio muy claro en la semifinal con Palma. Lo vi con problemas y sobreponerse muy bien. Trabajando de forma colectiva. Y esto es lo que me hizo cambiar de opinión y creer que el título era posible. Es el poder de la mente. Hubiera sido una pena si no hubieran llegado hasta el final. Ha sido un grupo que ha trabajado todo el año sin relax. Una vez más se ha demostrado que en el deporte no hay nada escrito.

El momento más delicado que vivió el club fue la lesión de José Torres en el ojo que le obligó a dejar la práctica del voleibol.

Una desgracia de este tipo te supera. Y a la junta directiva casi nos desborda. Pero la decisión que tomamos fue sabia: Torres no puede jugar pero va a ser uno más del equipo. Al jugador le gustó el detalle y a la junta también. A pesar del esfuerzo económico. Tuvimos que fichar a Bastista porque la baja de Vega nos mató económicamente, y se buscó a Subiela para cubrir a Torres en el centro. Olé por el chaval que sacrificó mucho dinero por jugar en España y mira, al final también se rompió? Las lesiones han sido nuestra cruz.

Cuatro años tres títulos.

Es increíble. La gente decía cuanto terminó el partido, y llegaba el momento de las felicitaciones: "No hay dos sin tres". Aún no habíamos celebrado un título y ya estaba pidiendo otro. Pero mi discurso es el mismo: trataremos de llegar a todas las finales y si alguien cede, estar ahí. El espíritu del club se transmite por todos los sitios; los jugadores, cuando siente este calor, están muy a gusto. Y es a base de trabajo y esfuerzo. Es lo básico del deporte. Con esas premisas hay que seguir estando ahí.

Sin tiempo para descansar y saborear el éxito, ya hay que pensar en el siguiente proyecto.

Solo vamos a tener dos días para tratar de cerrar el equipo. Los jugadores están hasta el martes y desaparecen. Con acierto o con error, pienso que lo primero -aunque igual lo pagamos porque podemos perder piezas- decidimos no hablar con los jugadores hasta el final. El jugador del CAI tiene que serlo hasta el último día y, entonces, empezamos a concretar la temporada que viene.

La próxima temporada volverá a ser exigente: juegan otra ver la 'Champions'

Institucionalmente parece que vamos a tener las mismas ayudas que el año pasado, que no es poco. Pero hay que tener en cuenta que esta campaña hemos tenido unos gastos extras que van a repercutir en el presupuesto final que manejemos para la próxima. Si una cosa tenemos clara en el club es que como no somos profesionales de este deporte, hay que llevar una economía de guerra: deuda cero.

¿Pero el CAI es lo suficientemente atractivo como para atraer a jugadores?

Nuestros jugadores podrían estar cobrando más en cualquier equipo. Pero si vienen a Teruel es por sentirse apoyados por una afición que llena un pabellón como el sábado, o se cruza el país para arroparlos. Vayan donde vayan siempre hay camisetas naranjas. Y esto no tiene precio. El jugador lo valora mucho y se sacrifica económicamente por venir. Esta es la filosofía: traer a jugadores carismáticos que sientan el color hasta el final y que luchen por esto.

Etiquetas