Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

Jordan, en el Salón de la Fama

Jordan, en el Salón de la Fama
Jordan, en el Salón de la Fama
REUTERS/Brian Snyder

El mítico Salón de la Fama de la NBA vivió una ceremonia de ingreso muy especial en la que se dio la bienvenida a Michael Jordan, considerado por muchos el mejor jugador de baloncesto de la historia, que estuvo secundado por otros dos 'clásicos' como el base de Utah Jazz John Stockton y el pívot de San Antonio Spurs David Robinson.

Este trío de estrellas acumula la friolera de ocho anillos de la NBA, seis medallas olímpicas, 34 selecciones para encuentros 'all star' y un total de 72.793 puntos anotados. En esta última faceta destacó especialmente Jordan, que sumó 32.292 tantos en su carrera, el tercer máximo anotador histórico por detás de Kareem Abdul-Jabbar y Karl Malone.

El '23' mostró su "orgullo" por ingresar en el Salón de la Fama, pero rehusó calificarse como el mejor jugador de la historia.

"Hay gente que dice eso, pero a mí me avergüenza un poco. No jugué contra Jerry West, ni contra Elgin Baylor o Wilt Chamberlain. Me encantaría decir que fui mejor que ellos, pero no me corresponde a mí decidirlo", aseguró Jordan en su ceremonia de ingreso.

Ganador de seis anillos con Chicago Bulls, el ex jugador de la Universidad de North Carolina pidió que no sigan buscándole sustituto porque "no habrá otro Michael Jordan" y no quiso nombrar su mejor jugada dado que "sería tan difícil como decir cuál es tu hijo favorito".

Por último, Jordan dedicó unas sentidas palabras al deporte que le dio fama mundial. "El baloncesto significa todo para mí, es mi refugio, mi paz, el lugar en el que he sentido el dolor y la alegría más intensos que nadie pueda imaginar. Espero haber dado motivación a millones de personas para que persigan sus sueños. Nunca digas nunca, porque los límites, como los miedos, a menudo son solo una ilusión", concluyó 'Air Jordan'.

Etiquetas