Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

BALONCESTO

Invicto tras la prueba más real

El CAI sufrió para sumar un nuevo triunfo (90-83) ante un correoso conjunto de LEB Plata en un choque próximo a la realidad futuraCAI Zaragoza Rivero (21), Lescano (6), Barlow (14), Phillip (21) y Kiefer (5) -cinco inicial-, Sánchez (3), Arruti (0), Robles (2), Guerra (4) y Martín (13).Fundación Adepal Alcázar Frutos (6), Ros (17), Lyons (6), Virgil (19) y Turner (3) -cinco inicial-, Almazán (0), Rubio (16), Polakovic (10), Fernández (0) y Swetalla (6).Parciales: 18-13, 22-26, 28-22 y 22-22.Árbitros: Berdejo y Albacete. Eliminaron por cinco faltas a Phillip por el CAI y a Frutos por el Fundación Adepal.Incidencias: partido amistoso disputado en el pabellón David Santamaría de Guadalajara casi vacío.GUADALAJARA. Costó quizá más de lo esperado, pero el CAI Zaragoza sigue invicto en su pretemporada. Y costó más de lo previsto porque el cuadro aragonés tuvo ayer la prueba más real en lo que va de preparación. Se encontró ante sí a un conjunto muy correoso, que a buen seguro estará arriba en la LEB Plata, y que cuenta con veteranos de la talla de Duane Virgil, Álex Ros y buenos jugadores como Marc Rubio, hermano mayor de Ricky. Y aún les faltaban jugadores interesantes. Por eso los rojillos se tuvieron que poner el mono de trabajo, y tirar de los 'buenos' en momentos puntuales para hacerse con la victoria. Por momentos hubo desajustes defensivos y algo de precipitación ofensiva, pero el choque, además del triunfo, también dejó cosas positivas, como la aparición de un anotador Rivero, la mejoría de Guerra (todavía insuficiente) o la aportación de Barlow jugando de alero. Eso sí, el más enchufado sigue siendo el británico Darren Phillip.Fue la primera vez que se vio algo parecido a lo que el CAI se va a encontrar esta temporada. Para empezar, ya en el quinteto de Abós, se intuyó lo que puede ser su bloque de arranque. Con Rivero al mando, Barlow jugando ya algunos minutos en su puesto de tres, y Phillip y Kiefer por dentro. Además, con el 'cinco' americano se vio otra característica del equipo, y es que tratará de correr transiciones rápidas incluso con sus hombres más altos.

Costó quizá más de lo esperado, pero el CAI Zaragoza sigue invicto en su pretemporada. Y costó más de lo previsto porque el cuadro aragonés tuvo ayer la prueba más real en lo que va de preparación. Se encontró ante sí a un conjunto muy correoso, que a buen seguro estará arriba en la LEB Plata, y que cuenta con veteranos de la talla de Duane Virgil, Álex Ros y buenos jugadores como Marc Rubio, hermano mayor de Ricky. Y aún les faltaban jugadores interesantes. Por eso los rojillos se tuvieron que poner el mono de trabajo, y tirar de los 'buenos' en momentos puntuales para hacerse con la victoria. Por momentos hubo desajustes defensivos y algo de precipitación ofensiva, pero el choque, además del triunfo, también dejó cosas positivas, como la aparición de un anotador Rivero, la mejoría de Guerra (todavía insuficiente) o la aportación de Barlow jugando de alero. Eso sí, el más enchufado sigue siendo el británico Darren Phillip.

Fue la primera vez que se vio algo parecido a lo que el CAI se va a encontrar esta temporada. Para empezar, ya en el quinteto de Abós, se intuyó lo que puede ser su bloque de arranque. Con Rivero al mando, Barlow jugando ya algunos minutos en su puesto de tres, y Phillip y Kiefer por dentro. Además, con el 'cinco' americano se vio otra característica del equipo, y es que tratará de correr transiciones rápidas incluso con sus hombres más altos.

También fue la primera vez que el conjunto aragonés se midió ante una defensa intensa de verdad. Los de Alcázar de San Juan se mostraron agresivos, apretaban a los rojillos y no les dejaban anotar con la facilidad de otros días. E incluso cerraban mejor el rebote que pasados adversarios.

A pesar del ritmo frenético o, quizá, merced a él, Phillip volvía a ser el que llevaba la voz cantante en la anotación aragonesa. Una vez más era capaz de encestar a la contra, con su tirito de cinco metros y al poste bajo. Así, ya llevaba nueve puntos al terminar el primer parcial.

Sin embargo, algo de precipitación en ataque y la tercera falta de DP, que lo mandaba al banquillo, resultaron nefastas para los intereses zaragozanos. Porque Kiefer mostraba su dureza e inteligencia en la pintura, pero no dejaba de fallar tiros libres y el Fundación Adepal lo aprovechó para adelantarse en el electrónico con el acierto exterior tanto de Ros como de Rubio (quien saca falta tras falta como su hermano).

No hubo que encender las alarmas, puesto que los aragoneses supieron romper la zona de su adversario y los triples de Rivero lo dejaban todo por decidir en la segunda mitad.

El CAI retornó al parquet crecido en defensa y con la inestimable ayuda en el rebote de Barlow como alero. Aunque todo eso se compensaba con el renacer de Virgil, un pívot veterano que supo anotar y sacar faltas a su par. Ni el acierto del base Rivero ni las faltas de ataque que sacaba Guerra eran suficientes para un Abós que comenzó a gritar desde la banda. No le gustaba lo que estaba viendo y el resultado corría peligro.

Pero resurgió la figura del gritón DP. De nuevo sacó su repertorio ofensivo para desquiciar a los rivales que veían como perforaba con rotundidad su aro. En su particular duelo con Virgil y, dada la irregularidad defensiva que combinaba grandes esfuerzos con despistes tontos, todo seguía en tablas.

Tuvo que ser un triple del capitán Matías Lescano a 30 segundos del final el que dejara resuelto este cuarto amistoso de los zaragozanos que siguen contando sus partidos por victorias.

Eso sí, ayer el CAI puso los pies en el suelo y descubrió que le pueden apretar y de lo lindo. Y contra eso solo vale trabajar mucho y bien, algo que se exige a este equipo desde que arranque la liga.

 

 

CAI ZARAGOZA Rivero (21), Lescano (6), Barlow (14), Phillip (21) y Kiefer (5) -cinco inicial-, Sánchez (3), Arruti (0), Robles (2), Guerra (4) y Martín (13).

 

FUNDACIÓN ADEPAL ALCÁZAR Frutos (6), Ros (17), Lyons (6), Virgil (19) y Turner (3) -cinco inicial-, Almazán (0), Rubio (16), Polakovic (10), Fernández (0) y Swetalla (6).

Parciales: 18-13, 22-26, 28-22 y 22-22.

 

Árbitros: Berdejo y Albacete. Eliminaron por cinco faltas a Phillip por el CAI y a Frutos por el Fundación Adepal. Incidencias: partido amistoso disputado en el pabellón David Santamaría de Guadalajara casi vacío.

Etiquetas