Despliega el menú
Deportes

ATLETISMO

Homenaje a un ídolo

Toni Abadía acude al Europeo júnior en Novi Sad (Serbia) tras batir el récord de Aragón de los 3.000 lisos, en poder desde hace 30 años del añorado José Manuel Juan Boix

Hace treinta años (29 de julio), moría víctima de un atentado terrorista perpetrado en la estación de Chamartín José Manuel Juan Boix. Entonces era el atleta aragonés de fondo con mayor proyección internacional (oro mundial júnior en Limerik, Irlanda), un referente en el campo a través y un campeón en la pista en su categoría. Una bomba se llevó a "un gran deportista, una magnífica persona, que habría llegado a hacer grandes cosas al máximo nivel", completa en la descripción Toni Abadía, mágica zancada que se abre paso en el panorama nacional y mundial, que persigue la sombra de su "ídolo" del que ha bebido su sabiduría deportiva por boca de otro grande en las largas distancias, José Luis Mareca, su entrenador y gran amigo de la añorada figura. Juan Boix dejó para el recuerdo un registro que ha perdurado con el paso de los años, 30. Sus 8:25.20 en los 3.000 metros lisos le abrían las puertas del Campeonato de Europa júnior al aire libre. Desde 1979 han permanecido intocables, hasta que el "fan número uno" del fondista, el prometedor Toni Abadía, rompía la marca el pasado sábado en el transcurso del VI Gran Premio Gobierno de Aragón celebrado en las pistas del CAD. Un nuevo récord de Aragón júnior (8:09.94), "un emotivo homenaje a su memoria", apunta el joven, dotado de un físico envidiable, y de una simpatía y un delicioso don de la palabra. Y al igual que su admirado, que vistió con orgullo la camiseta del Scorpio 71, el entusiasta seguidor -también fiel al color amarillo de la elástica- disfrutará de una cita continental en edad júnior (en la prueba de 3.000 obstáculos) que arranca el jueves, hasta el domingo, en la localidad serbia de Novi-Sad.

 

El sábado, Toni Abadía lució un lazo negro en honor de su campeón. Una liturgia preparada de antemano. "Mi entrenador y yo habíamos pensado hacerle este pequeño homenaje. Aunque se le recuerde en el Memorial en pista cubierta, que coincide con el Campeonato de Aragón absoluto, también queríamos respetar su nombre en el 'tresmil' del Gran Premio, mi primera carrera en esta cita internacional. Era consciente de que podía batir el récord, aunque no sabía por cuánto", rememora el zaragozano, de 19 años. Mareca había avivado el interés por Juan Boix en la mente y en las piernas de Abadía. "Por cómo lo describe como persona y atleta, creo que es alguien digno de admirar", afirma.

 

El sábado, Toni Abadía saltó a la pista del Centro Aragonés del Deporte decidido, valiente, con ese ímpetu que le ha llevado a recibir honores de campeón, como en el último Nacional júnior en Calviá (Mallorca), donde certificó el billete para el Europeo serbio en los 3.000 obstáculos (8:57.73). "José Manuel Juan Boix era un hito. Bajar su marca en 16 segundos, en una distancia -el 'tresmil' lisos- que era mi asignatura pendiente, ha supuesto un esfuerzo y el trabajo en una campaña dura. Es algo que me enorgullece", reconoce Abadía.

 

Un momento muy emotivo que evocará de camino a Serbia. En Novi-Sad aspira a poner el fin de semana el broche a una temporada magnífica. "Se planificó buscando las tres internacionalidades: el Europeo de cross, que fue el gran boom (octavo y primer español); el Mundial de campo a través, donde ir era un gran premio aunque no acabó redondo (67º y segundo español en meta), y el Europeo al aire libre, en el que lucharé por las medallas", apunta. El viernes corre la semifinal y el domingo espera tocar la gloria. "Hay que ser ambicioso", confirma. Sus principales rivales: "Un marroquí nacionalizado francés, líder del ranquin júnior europeo -Abdelatif Hadjam (8:4861)-, y los belgas, especialmente mi gran amigo Andreas Van Ham (8:54.11), porque en el FOJE de hace dos años ya me venció en los 2.000 obstáculos", detalla.

 

Toni Abadía no viaja solo. Junto a él, sus padres Antonio y Juani y su hermana Laura, sus más fervorosos seguidores. Y en la maleta, "mucha ilusión". "Lo que me ha ocurrido hasta ahora ha estado muy bien, pero hay que buscar la guinda para culminar la temporada por todo lo alto. Así lo habría hecho Juan Boix", concluye.

Etiquetas