Despliega el menú
Deportes

DIVISIÓN DE HONOR B

Homenaje de Huesca a Ramón Vitalla

El Forcusa Huesca-Lacera Naranco del sábado pondrá el colofón a una jornada donde se quiere reunir a deportistas de varias generaciones de balonmanistas.

El BM Huesca se encuentra en un punto muy delicado, cuando la temporada en la División de Honor B vive sus últimos coletazos. El equipo linda con los puestos de promoción por lo que el partido de este sábado contra el Lacera Naranco (20.00, Palacio de los Deportes) es vital para poner tierra de por medio con un rival directo. Los asturianos están a tan solo dos puntos de los oscenses. Una victoria del equipo de Juan Carlos Gordo será fundamental para respirar un poco; una derrota les asomará al abismo. Ganar es ya una cuestión de profesionalidad de los jugadores del Forcusa Huesca.

Con este marco, este sábado será una jornada intensa para el balonmano oscense. Y es que para este mismo día está previsto que se celebre un homenaje a Ramón Vitalla, que falleció hace dos años en un accidente de tráfico, y fue protagonista de buena parte de la historia del balonmano en Huesca capital. Ramón Vitalla formó parte de la primera plantilla del BM Huesca, jugó en varios equipos de la ciudad, colaboró en arbitrajes y era socio del club.

Fernando Udina, directivo del BM Huesca, no escondió ayer que el homenaje servirá para dar más color a a la grada en el encuentro que medirá al Forcusa con el Lacera Naranco y arropar así a los jugadores del cuadro oscense.

El Club Atletismo Huesca y la Fundación Huesca Deporte, entidad vinculada al BM Huesca, han aunado esfuerzos para organizar una intensa jornada dedicada a este deporte en la que se quiere juntar a varias generaciones de deportistas.

Se espera que a los partidos de distintas categorías que se han organizado asistan más de 200 personas. Será además una buena ocasión para que los veteranos vuelvan a vestirse de corto "y los más pequeños vean que, efectivamente, sus padres jugaron un día al balonmano", señaló ayer en la presentación del homenaje Néstor Oliva, entrenador del balonmano base. La fiesta comenzará a las 9.30 con los partidos de los más pequeños que desde esta temporada se agrupan bajo la actividad Diverbalonmano, que impulsa la Fundación Huesca Deporte.

El plato fuerte llegará por la tarde. A las 16.00, en el Palacio de los Deportes, se disputa el encuentro entre el Club Atletismo Huesca A y el CAI Aragón; a las 17.30 será el Club Atletismo Huesca B-Mora de Rubielos y posteriormente el partido de División de Honor B. Ernesto Visús, entrenador del Club Atletismo Huesca, además de ensalzar las buenas relaciones entre ambas entidades, subrayó la importancia de estos encuentros ya que "con el A, aún estamos intentando salvar la categoría y jugamos contra el que previsiblemente luche por el ascenso y el B creo que nunca ha jugado una final".

Los organizadores del homenaje también barajaron la organización de un partido de veteranos de la Asobal, que no lo descartan para próximas ediciones, pero el tiempo se les echó encima y no lo pudieron organizar para esta ocasión.

Bebeshko, al Toledo

En otro orden de cosas y según recoge la página web del Lábaro Toledo, el ex técnico del Forcusa Huesca, Sergio Bebeshko, será quien lleve las riendas del club manchego en la próxima temporada. El ucraniano fue cesado del conjunto oscense por los malos resultados obtenidos con un equipo que hizo a su medida.

Etiquetas