Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

REAL ZARAGOZA

"Hay que corregir muchas cosas"

Gay, muy crítico con los errores del último día, insistió varias veses en la obligación de mejorar el sistema defensivo para poder vencer.

Gay ha sacado el látigo esta semana. Desde el primer entrenamiento hasta el último, que tuvo lugar ayer en La Romareda a puerta cerrada. La derrota ante el Sporting y el "no saber interpretar lo que había que hacer" (según denunció el entrenador al término del partido ante los gijoneses) ha elevado la tensión del madrileño respecto de sus pupilos. Ayer, en el partidillo a lo ancho que culminó la sesión preparatoria y que la prensa ya pudo ver en su recta final, existía el castigo de ejecutar diez flexiones para el jugador que no cumpliese a rajatabla con su misión. Ander Herrera fue uno de los 'arrestados' por Gay -hubo varios más- en este peculiar colofón de semana en la que ha primado la teoría, la filosofía, la conversación, sobre el fútbol práctico.

La semana empezó con 35 minutos de charla encerrados en la caseta y, ayer, concluyó con otros 10 minutos de arenga de Gay a la plantilla, formada en círculo alrededor de su preparador. "He querido hacerles ver que estamos cerca del partido, que no podemos estar dispersos, que en Getafe tenemos una final más y que necesitamos incrementar la intensidad del trabajo, sobre todo del defensivo", explicó Gay respecto de su plática.

"Les he dicho que somos un equipo que arriba vamos bien, que llegamos y creamos ocasiones. Pero que tenemos que seguir mejorando en defensa y, para eso, necesitamos a todos. Los equipos que están mal clasificados como nosotros, requieren de la ayuda y el compromiso de todos los que están en el campo", indicó Gay con toda la intención. Sin duda, el 1-3 encajado el domingo pasado y la actitud de la totalidad de sus jugadores, le tiene escamado y expectante. El recuerdo del fiasco no le permite estar tranquilo ante la dura prueba de hoy en el Coliseum Alfonso Pérez: "El otro día perdimos a los dos hombres de banda en ataque; no volvían. Y eso, en la situación que estamos, no nos lo podemos permitir. Hay muchas cosas que tenemos que corregir si queremos ganar en Getafe", denunció.

La defensa, una obsesión

Gay ha visto los vídeos de los últimos cuatro partidos del cuadro azulón, donde curiosamente no ha logrado ni una sola victoria (perdió 2-1 en Barcelona y Valencia fuera de casa y empató como local 0-0 ante el Racing y 2-2 frente al Almería). "Tenemos que intentar anular su fútbol combinativo, algo que hacen francamente bien. Juegan a un ritmo medio-alto y dominan, tienen la posesión del balón sobre su rival. Tenemos que entrar bien desde el primer minuto y no como solemos hacer. Entrenamos bien, pero a nuestro equipo le cuesta conectarse a los partidos. Tiene más problemas cuando ha de competir", prosiguió analizando el entrenador blanquillo.

La batería de advertencias no paró ahí. Gay elevó a público buena parte de lo que ha dicho a los jugadores durante la semana en privado. "Empezar siempre perdiendo nos obliga a hacer esfuerzos enormes y a descolocarnos sobre el campo. Por eso tenemos que mejorar mucho en nuestro sistema defensivo desde el momento en el que empiece el partido", insistió.

Gay tiene una prioridad a la hora de planificar su obsesivo trabajo defensivo. "Sobre todo hay que tapar a Pedro León, que está en un momento de forma fenomenal. Hay que intentar que no llegue por su banda y no ponga sus centros al área. Se va con facilidad y vamos a necesitar que nuestro lateral izquierdo tenga un buen día y ayudas de sus compañeros de banda", incidió con concreción.

La rueda de prensa del técnico acabó como empezó. Igual que su semana de ensayos con la plantilla. Mostrando sin rodeos su descontento sobre la fragilidad del actual Real Zaragoza en el entramado de su retaguardia: "Para ganar, tenemos que tener un día acertado en defensa, tanto en juego real como a balón parado". Si se vuelve a fallar atrás, no será por no haber insistido.

Etiquetas