Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

CAI ZARAGOZA

"Hablar de un partido a vida o muerte es exagerado"

José Luis Abós apeló ayer al orgullo para ganar en Alicante y aseguró que el CAI debe recuperar su talento ofensivo

José Luis Abós durante un entrenamiento.
"Hablar de un partido a vida o muerte es exagerado"
ESTHER CASAS

Con el orgullo tocado pero la cabeza bien alta, José Luis Abós aseguró ayer que el CAI Zaragoza debe recuperar el estilo que le caracteriza para ganar mañana (12.15, Aragón TV) en la cancha del Meridiano Alicante, un rival directo en la batalla por eludir el temido descenso. "Tenemos que reencontrar nuestro estilo y volver a anotar con facilidad. Estamos mejorando en defensa, pero no podemos perder nuestro talento ofensivo y nuestra forma de jugar", explicó el técnico del cuadro zaragozano, quien espera que sus jugadores vuelvan a ser "competitivos, ganadores y orgullosos" tras la "lamentable" derrota encajada en el Nou Congost de Manresa."Pensamos que hemos hecho algo muy mal y queremos demostrar que no somos el equipo del domingo pasado", se sinceró un Abós que todavía no quiere oír hablar de finales anticipadas. El técnico, que calificó de "exagerados" a aquellos que hablan de un partido a vida o muerte contra el Meridiano Alicante, afirmó que, pase lo que pase ante el penúltimo clasificado de la ACB, todavía quedan muchos encuentros por delante. "El partido contra el Manresa es un gran borrón, pero no empaña una trayectoria que no es tan negativa como parece ahora. El año pasado también tuvimos alguna mancha y al final del año se salvó la temporada", sentenció el entrenador del CAI Zaragoza, quien confía "en que el trabajo acabe dando sus frutos" en forma de permanencia.

En la semana más dura de la temporada, Abós ha trabajado con la moral de sus jugadores casi tanto como con la pizarra. "El principio de la semana fue más complicado porque teníamos que incidir en el aspecto mental. Vimos el vídeo de Manresa, hicimos una reunión y hablamos. A partir de ahí hemos trabajado muy bien y hemos ido recuperando las buenas sensaciones", reconoció el entrenador caísta antes del entrenamiento matinal, en el que trabajó mucho la intensidad defensiva.

"Somos como boxeadores. Si nos pegan un puñetazo y nos caemos al suelo, tenemos que levantarnos para seguir luchando. Nos hemos resbalado, para ya estamos otra vez de pie y listos para pelear", continuó un combativo Abós, quien analizó la próxima e importantísima batalla de su equipo. "No parece que vaya a ser un partido de mucha anotación", pronosticó el técnico del conjunto aragonés.

Una batalla muy moral

En el Centro de Tecnificación de la ciudad levantina también habrá lucha de morales. Mientras los locales, que han ganado tres de los cuatro últimos partidos, llegan en su mejor momento, el CAI buscará una victoria balsámica ante un equipo que suma un triunfo menos en su casillero. "El Alicante tienen bastantes jugadores de calidad y talento. Además, se han reforzado mucho moralmente con esos partidos que han ganado en Gran Canaria y San Sebastián, así que me imagino que mentalmente están muy bien", analizó Abós, que se encontrará con un equipo algo imprevisible. "Han hecho cambios con los que han apostado por jugadores más polivalentes. Con Rancik y Doellman juegan con dos cuatros prácticamente abiertos", finalizó el entrenador del CAI Zaragoza, consciente de que en el partido de mañana deben sumar tanto en el casillero de victorias como en el aspecto moral.

Etiquetas