Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

CRISIS EN EL BARCELONA

Guardiola, mediador entre Laporta y Rosell

El técnico azulgrana espera que la crispación institucional que rodea al club no afecte al rendimiento del equipo, del cual se responsabiliza.

Guardiola en rueda de prensa.
Guardiola media en la guerra entre Laporta y Rosell
EFE

El entrenador del FC Barcelona, Josep Guardiola, se ha posicionado este martes como mediador del conflicto entre el presidente y ex presidente del club blaugrana, Sandro Rosell y Joan Laporta, respectivamente, asegurando ser conocedor de que ambos quieren "el bien del club".

Después que la última Asamblea de socios compromisarios de la entidad votara a favor de llevar a Laporta y su última Junta ante la justicia, en una acción social de responsabilidad por dejar el club con pérdidas globales de 48 millones de euros, tanto el actual líder de Solidaritat Catalana como el club se verán las caras en los tribunales.

"Sé que quieren el bien del club y la institución. A veces pasa lo que pasa, hoy son estas cosas y quizá mañana otras. Como tengo experiencia, si lo cogemos como que no podemos hacer esto u otro, llega un momento en que caes. Hay que ser fuertes porque vienen partidos complicados", manifestó.

Y es que Guardiola sólo quiere que el equipo se vea lo menos afectado posible y, avanzó, si las cosas van mal será culpa de él, como entrenador, y no del entorno. "Es lo que hay. Lo aceptamos, porque es un club tan bonito, especial y vivo... Pero que quede claro, como entrenador, que todo lo que pase sobre el césped es responsabilidad nuestra. De lo que pase en el partido me encargo yo", aseguró.

Así, envió un mensaje de tranquilidad a la afición, ya que el equipo "seguirá respondiendo". Para Guardiola, es una situación "nueva" y por ello "normal" que se hable del asunto, y más cuando se trata de un club regido por todos sus socios y no por un único propietario.

"Esperamos que sea el viento que ahora bufa y que pase rápido, por el bien de todos. Tanto de una parte como otra, que todo vaya bien. Hay que convivir con esto, e intentar restarle importancia", destacó.

En cuanto a los jugadores, son conscientes de la situación en que vive el club. "Los jugadores saben esta razón porque saben que el club no es de una persona sino de todos. Y no sólo de los que pueden ejercer su voto, sino de todos. Lo entienden, pero no me han llamado a la puerta (para pedir explicaciones)", explicó.

Etiquetas