Despliega el menú
Deportes

CICLISMO

Ángel Vicioso: «El Giro me debe una etapa»

Arranca el Giro de Italia con un corredor aragonés en el pelotón, Ángel Vicioso. El de Alhama de Aragón analiza la carrera y apunta sus objetivos.

El ciclista aragonés con su director Gianni Savio a su derecha y José Serpa a la izquierda.
Ángel Vicioso: «El Giro me debe una etapa»
HERALDO

Regresa a una vuelta de tres semanas tras varios años alejado de este tipo de carreras. ¿Este Giro no será una prueba cualquiera para usted?

Ni mucho menos. Correr una 'grande' motiva mucho más. Llego al Giro muy animado e ilusionado. También con una gran preparación. Tengo ganas de comenzar y hacerlo bien.

Su primavera ha sido notable, con buenos resultados en el calendario italiano: en Coppi-Bartali, en Cerdeña, en Apeninos y el triunfo de la semana pasada en el GP de Lanciano. ¿Está satisfecho con su puesta a punto?

He enfocado la preparación para el Giro y la verdad es que estoy muy contento. Casi todo lo que he corrido en la primera mitad de la temporada lo he acabado entre los diez primeros. Físicamente llego al cien por cien. Estaba un poco bajo de moral porque venía haciendo puestos, pero se me escapaba la victoria. Al ganar la semana pasada en Lanciano, he cogido mucha tranquilidad. Esta calma es necesaria para correr ahora y buscar una etapa.

Es uno de los espadas del Androni, un equipo de tradición combativa, agitador y animador en todos los terrenos. ¿Qué tipo de espíritu de escuadra se ha encontrado?

Hay mucha colaboración y compañerismo. Es un grupo muy bien organizado y estructurado. En las concentraciones previas al Giro, en Sestriere, todo ha sido muy detallado y perfeccionista. Aquí cada corredor tiene las ideas muy claras. Hay un pensamiento: si se colabora, hay equipo, si hay equipo, hay resultados, y si hay resultados, hay escuadra.

Italia vive apasionadamente el ciclismo. ¿Se palpa eso?

Mucho. No se los puede ni imaginar. La afición es tremenda. Estos días previos al Giro, mientras he salido a entrenar con mis compañeros, se nos han unido grupos de 25 cicloturistas. Todos te hablan del Giro, de su significado. Y todo el mundo te conoce.

¿Cuáles son los objetivos del Androni? Hay ciclistas que siempre han dado un alto nivel en el Giro, como Sella, Rujano o Serpa?

Somos un equipo versátil, hay corredores para todo. Tenemos opciones de etapa en varios terrenos. La alternativa para los sprints es Roberto Ferrari, muy rápido. En la alta montaña, tenemos a Rujano, que ha hecho buenos puestos en el Giro y que estará delante en la general. Y para la media montaña, estamos Sella, Serpa o yo.

¿Su meta es ganar una etapa?

Mi objetivo es ayudar a Rujano a hacer una buena general. Arroparle en la primera semana. Pero también tengo libertad. En esa primera semana, hay finales que me van bien, y lo intentaré, ya sea con una escapada o jugándomelo al sprint en un grupo pequeño.

Hay mucho terreno quebrado, con finales en emboscada y tramposos que romperán el pelotón. Eso se ajusta a sus cualidades. ¿Tiene alguna etapa señalada?

No. No me he marcado ninguna. He visto algunas por encima, pero sin detenerme en perfiles o desniveles.

Hizo sexto en la Strade Bianche, una carrera con muchos tramos de tierra y repechos, y se mantuvo a la altura de estrellas como Cancellara o Gilbert. La etapa de Orvieto tiene ese perfil?

Puede venirme bien. Es muy explosiva. La Strade Bianche la terminé arriba, es una carrera preciosa, pero muy dura. Pero esos repechos cortos me favorecen.

Ángel Vicioso siempre sintonizó bien con el Giro. Ganó una etapa en Brescia en 2000 que solo los jueces le arrebataron después. ¿Aún tiene esa espina clavada?

Sí. El Giro me debe una etapa. Espero que pueda ser este año. Tengo mucha confianza, buenas sensaciones. Ganar siempre es complicado, pero me encuentro bien.

¿Es la carrera de tres semanas más dura que ha conocido?

Sin duda. No lo digo solo yo. También gente que luchará por la general, como Contador, Menchov, Sastre o Scarponi. Al Giro se le ha ido de las manos. La última semana es terrorífica, con esa etapa del Zoncolan o la del día después, con 6.500 metros de desnivel y hasta ochos horas sobre la bici. Eso los que lleguen delante. Y en la última semana, cuando las fuerzas ya están muy justas.

Ha estudiado varias etapas sobre el terreno. ¿Dónde se ha llevado las manos a la cabeza?

En el puerto de Finestre, en la etapa de Sestriere. Es tremendo, muchos kilómetros de ascensión y con los últimos siete sin asfaltar. Ese tramo final de tierra se hará horrible. Y más en la penúltima etapa.

¿Quiénes son sus favoritos para la victoria en la general?

Alberto Contador. Su nombre esta inscrito ya en la camiseta del ganador. Lo conozco bien porque somos amigos (coincidió con él en Liberty Seguros, cuando Contador pasó a profesionales), y sé que está muy motivado. Ha estado explorando etapas y es una carrera que le estimula.

Etiquetas