Despliega el menú
Deportes

REAL ZARAGOZA

Gay prueba con todos los refuerzos

Gay programó una doble sesión de ensayos en Tenerife en las que los nuevos fichajes fueron los protagonistas.

Gay prueba con todos los refuerzos
Gay prueba con todos los refuerzos
JUAN GARCÍA CRUZ

Fútbol, fútbol y más fútbol. Balón, balón y muchísimo balón. José Aurelio Gay, el entrenador del Real Zaragoza, no quiere ni puede perder ni un solo minuto en otra cosa que no sea intentar engranar a los nuevos fichajes zaragocistas en el equipo. En ese bloque con nueva fachada que quiere montar de cara a la segunda vuelta que comienza pasado mañana aquí en Tenerife. Ayer, en el campo del Top Training de Adeje, la plantilla dedicó casi 4 horas, en dos sesiones de mañana y tarde -como sucederá hoy viernes-, a machacar una y otra vez el ideario de Gay. Y Eliseu, Suazo, Jarosik, Colunga y el recién llegado Contini (todos los nuevos menos el portero Roberto, que sigue apuntando a suplente de Carrizo) fueron los protagonistas principales de la jornada, recibiendo la mayor parte de las consignas de los técnicos en busca de su acelerada adaptación al grupo.

 

Entre los múltiples ejercicios de defensa, ataque, despliegue y repliegue que el técnico hizo practicar a sus pupilos por grupos, llamó la atención la puesta en escena del simulacro de partido en campo grande donde se aplicaron cada una de las piezas parciales antes citadas. Gay no distribuyó al equipo en ningún momento con su clásico y preferido 4-3-3. Como ya intentara mostrar la semana pasada en la Ciudad Deportiva, ayer primó un dibujo táctico que responde a un claro 4-2-3-1.

En el equipo titular

Gay, que a su llegada a Adeje no quiso asegurar que el domingo en el Heliodoro Rodríguez todos los nuevos vayan a ser titulares (se guarda un último entrenamiento mañana a puerta cerrada), probó ayer con todos en el once base. Y su introducción en el nuevo Real Zaragoza que se está fraguando en los despachos desde el día 1 implica obligatoriamente el cambio de dibujo en la pizarra. Carrizo estuvo secundado por una defensa con Diogo como lateral derecho; Pulido y Contini como centrales; y Ponzio (que alternó el puesto con Paredes) como lateral zurdo. Apareció un nuevo doble pivote en la media: Jarosik en labores defensivas y Ander Herrera (también estuvo ahí ubicado Jorge López) con un rol más creativo. Las tres piezas de la media punta fueron Eliseu y Ángel Lafita por las bandas y Colunga como enganche, el papel que mejor sabe representar sobre el campo. Y, obviamente, el chileno Suazo fue el delantero referencial, la punta de lanza.

 

Fue una declaración de intenciones de Gay, una primera muestra de lo que puede suceder de manera inminente y que, por la premura de tiempo, quizá aún no se aprecie pasado mañana en Santa Cruz. Pero Gay va a intentar que todo el mundo llegue a tiempo de hacerlo de este modo y bien, con solvencia.

 

De los 'viejos' del equipo, el rol de Ponzio, Herrera y Lafita está obligado a cambiar sensiblemente. El argentino puede acabar, como ya le pasó en su anterior etapa como blanquillo, recluido a un lateral de la defensa (en su día fue al derecho, esta vez, con Diogo ahí, puede ser en la izquierda, donde ya ha jugado en un par de duelos esta campaña). Ander se verá obligado a compartir el timón con otro pivote, en este caso el checo Jarosik, que adelantará su posición respecto de sus primeros partidos como zaragocista para retomar su puesto natural en la media. Y el aragonés Lafita se podrá sentir más cómodo en un rol muy semejante al que le llevó al triunfo el año pasado en La Coruña.

 

A expensas de que el mercado invernal de fichajes -que se cierra en pocas horas- pueda traer alguna cara nueva más, José Aurelio Gay trabaja decidido en esta dirección. Tratándose del Real Zaragoza actual y de los inestables cimientos que sujetan todas sus estructuras, tampoco hay que pensar que sea la definitiva. Pero, al menos, es la más actualizada.

Etiquetas