Despliega el menú
SD Huesca
Suscríbete

Segunda vuelta

La permanencia del Huesca puede labrarse en El Alcoraz

El equipo tiene once partidos en casa en la segunda vuelta y debe recuperar la efectividad en su estadio, donde solo ha ganado dos veces.

El delantero Tariq remata de cabeza en un entrenamiento en el campo del IES Pirámide.
La permanencia del Huesca puede labrarse en El Alcoraz
RAFAEL GOBANTES

Las matemáticas salen si el Huesca es capaz de vencer en los once partidos que ha de jugar en casa durante la segunda vuelta. Pero es una utopía creer que va a ser así, porque el equipo azulgrana tan solo ha ganado dos encuentros en su estadio y cuatro en toda la Liga. Revertir los pésimos números de la primera mitad del campeonato es una obligación si se aspira a la permanencia. Recuperar la fortaleza en El Alcoraz parece el camino más lógico para obtener la salvación.

Cuatro triunfos, seis empates y once derrotas es el balance del Huesca cumplido el ecuador del torneo liguero. El conjunto azulgrana ha tenido mejores actuaciones como local que como visitante, pero las victorias de este año se reparten a partes iguales entre los dos roles.

La comunión con la afición y una agresividad dentro de los límites del reglamento deben espolear al bloque que prepara Quique Hernández, que si es capaz de mostrar siempre en El Alcoraz la intensidad exhibida ante el Deportivo puede sumar muchos puntos y soñar con mantener la categoría.

En casa se espera las visitas de Sabadell, Guadalajara, Nástic, Girona, Celta, Almería, Numancia, Xerez, Recreativo, Cartagena y Hércules. Los cuatro primeros resultan especialmente relevantes porque se trata de rivales directos en la lucha por huir del pozo de la clasificación. De lo ocurrido frente a estos equipos puede derivarse mayor confianza para las siguientes citas ante la afición.

Pero antes de iniciar este periplo de once finales ante la parroquia hay que rendir visita al Mini Estadi para enfrentarse al Barcelona B. Con todo el potencial que se le supone al equipo blaugrana, ocupa el puesto duodécimo en la tabla, con nueve puntos más que el Huesca. Distancia que parece un mundo, pero que se reduciría a solo dos victorias en caso de un triunfo de los oscenses.

Jugar como locales no está siendo el fuerte del cuadro catalán en su segunda campaña en esta categoría, como prueba que solo haya ganado tres de los 11 partidos que ha disputado en su campo.

Goles y promedio

El Huesca vuelve a tener problema este año en el apartado goleador, una carencia que se ha venido repitiendo de forma sistemática desde su segunda temporada en la división de plata.

Los 22 goles en 21 partidos celebrados hasta la fecha no representan unos registros muy prometedores. Tampoco la rentabilidad en puntos de esas dianas está siendo muy brillante. Por ejemplo, el Cartagena, que solo ha marcado 14 goles, ya tiene dos puntos más en su casillero (20 frente a los 18 de los azulgrana).

Sin duda el mal arranque de Liga -no solo con el monegrino Ángel Royo en el banquillo sino en los dos meses posteriores ya con Quique Hernández-, junto con el negativo inicio de 2012 han influido de lleno en el contexto tan desapacible en el que se mueve el equipo oscense.

Tres derrotas por dos a cero en los tres compromisos del nuevo año han dilapidado el efecto revulsivo que se instaló en el ambiente con la racha de tres victorias y tres empates con la que se llegó al paréntesis navideño. La dinámica pide un cambio radical o no habrá solución.

Etiquetas