SD Huesca
Suscríbete

sd huesca

La SD Huesca se deja para enero la asignatura del gol

La mejoría del ataque es la prioridad del mercado invernal. El equipo azulgrana carece de la figura de un delantero de referencia.

Adolfo Gaich se lamenta de una ocasión perdida.
Adolfo Gaich se lamenta de una ocasión perdida.
Rafael Gobantes

La búsqueda del gol en el inminente mercado invernal de fichajes, que se abre el lunes 3 de enero, es una de las prioridades marcadas con rotulador rojo en la agenda de la SD Huesca. Lo pide el técnico Xisco Muñoz y lo demanda la situación del equipo en la tabla. No ha brillado en este apartado durante la primera vuelta, en la que tanto con Nacho Ambriz primero como con el balear después los registros han sido bajos y se ha echado de menos la figura de un delantero goleador; lo han compensado los siete tantos de un centrocampista, Seoane, frente a los dos de Escriche y Pitta y el único de Adolfo Gaich.

Los oscenses han marcado 22 goles y solo hay ocho conjuntos de la categoría de plata con un registro inferior. Es decir, que Seoane ha logrado uno de cada tres de los goles del Huesca y es asimismo el jugador de campo con más minutos (1.717). La eclosión goleadora del madrileño es también inesperada: anotó dos dianas la pasada campaña en Primera División pero no lo había hecho hasta la fecha en la categoría de plata, ni con los oscenses ni durante la cesión en el Lugo. Los siete tantos del pivote le destacan sobremanera en el capítulo goleador de la plantilla, por delante de los dos de Marc Mateu, Escriche, Pitta y Joaquín Muñoz.

La presencia de Gaich, cedido por el CSKA de Moscú hasta final de campaña, y de Pitta, con contrato hasta 2025, en el terreno de juego ha sido pareja. 676 minutos en total para el argentino y 675 para el paraguayo. Sin embargo, Xisco parece decantarse con Gaich, pues lo ha escogido para el once titular en seis de sus nueve compromisos en el banquillo. En este sentido, la diferencia es notable con Pitta y con Dani Escriche, a quien el técnico no utiliza como nueve puro. Los dos delanteros sudamericanos se han mostrado por debajo de las expectativas generadas más allá de sus pobres números. El doblete de Pitta ante la Real Sociedad B y el golazo de Gaich al Valladolid han sido chispazos aislados, si bien el empuje del paraguayo en la según parte ante el Alcorcón fue una de las pocas notas agradables de aquel encuentro.

A las órdenes del balear, el Huesca ha marcado siete goles en nueve partidos. Un registro que se ha reducido respecto a la etapa inicial con Nacho Ambriz. Los 12 partidos del mexicano en el banquillo registraron 15 tantos, un promedio de 1,25 por encuentro que no se alcanza ahora (0,77). Tres de esas dianas se acertaron en la victoria ante el Real Valladolid y los azulgranas no han visto puerta ante Leganés, Ibiza, Almería y Alcorcón. Sin embargo, el Huesca de Xisco suma más puntos que el de Ambriz. Si con el mexicano se lograron 15 de 36 posibles (41,6% del total en juego), con el actual preparador han sido 12 de 27 (44,4%), una ligerísima mejoría.

Las diferencias entre el Huesca de Ambriz y el de Xisco también se estrechan si se atiende a las ocasiones de gol y remates. Con los dos técnicos se clava el mismo promedio de diez disparos a puerta por partido. Entre palos, la diferencia es muy ligeramente favorable al mexicano con 3,5 por encuentro frente a los tres con el actual preparador.

La situación en la tabla, a cuatro puntos del ‘play off’ de ascenso, es la misma que cuando se destituyó a Nacho Ambriz el 25 de octubre. Pese a ello, el conjunto azulgrana ha mejorado las prestaciones defensivas también de manera leve con otros siete goles encajados -con Ambriz fueron 13 en 12 partidos-, ensanchado la diferencia respecto a los puestos de descenso y mostrado una mayor paleta de colores táctica, con jugadores que han dado un paso adelante dentro de un contexto lejano al objetivo inicial de la temporada. El mismo que se perseguirá con la pretendida mejoría que aporten los fichajes.

Experimentados y sin minutos en Primera

El perfil que se persigue es de jugadores con experiencia en Segunda División, que mejoren lo que hay y capaces de marcar diferencias. Futbolistas de Primera División con poca presencia en sus equipos y que llegarían cedidos. Es el caso del también mallorquinista Aleix Febas, pivote que ha visto reducidas sus apariciones con los bermellones, o del extremo Rober Ibáñez (Osasuna), que ya actuó la pasada campaña a préstamo en el Leganés. El mismo patrón presenta Denis Vavro, que no ha jugado con la Lazio y tiene ofertas de conjuntos españoles de plata. Como el Huesca, otros clubes de Segunda les pretenden.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión