Despliega el menú
SD Huesca
Suscríbete

sd huesca

Nacho Ambriz: "La plantilla de la SD Huesca es corta y puede ser suficiente"

El entrenador azulgrana cumple dos meses en el cargo. Asegura que ha detectado los problemas que han llevado a perder con Las Palmas y Oviedo,

Nacho Ambriz posa para HERALDO en el IES Pirámide.
Nacho Ambriz posa para HERALDO en el IES Pirámide.
Verónica Lacasa

¿Tiene ya decidido que sea Ignasi Miquel quien juegue en el lugar de Jorge Pulido en el partido del lunes en Lugo?

Sí. Tampoco hay mucho donde escoger. Nos faltará un central y hay gente que me ayuda al jugar en dos posiciones. Ignasi va ganando mucho camino en esto y con él trabajaremos para contrarrestar la manera de jugar del Lugo.

¿Por qué no dio el otro día minutos a Ignasi Miquel?

No estaba aún para ser titular. Sentía que había transcurrido poco tiempo de trabajo en su caso y ahora con otra semana completa de entrenamientos creo que va a ayudarnos. Tiene experiencia, conoce la competición y va a aportar su granito de arena para estar mejor situados en el campo.

Dijo tras ganar al Cartagena que le sorprendía haber comenzado con dos victorias. ¿Le han cogido ahora a contrapié las derrotas con Las Palmas y Oviedo?

No. Siempre trato de mantener el equilibrio, y más conociendo lo raro que es el fútbol. Esta mañana (por ayer) les decía a mis chicos en la charla previa al entrenamiento que cuando ganamos los dos primeros encuentros no éramos muy buenos, y ahora con los perdidos muy malos. Hay que tener calma y equilibrio. La plantilla se acaba de cerrar hace unos pocos días y todos nos estamos acabando de asentar. Yo empiezo a tener un equipo ideal en la cabeza para poder competir bien. Lo hicimos así las dos primeras jornadas y en las dos siguientes no es que lo hiciésemos mal, pero hemos cometido errores que nos han costado los puntos.

¿Qué le faltó y que le sobró el lunes pasado?

Creo que estamos un poco distraídos. Un entrenador de México me dio un día un buen consejo: «Tu equipo se ve muy vulnerable cuando tiene la pelota». Me gusta tocar el balón y puedes tener un despiste, perder la marca y pagarlo con un gol en contra. Eso nos ha pasado. Nos falta tener más calma, no podemos jugar a la misma velocidad con la pelota y sin ella. Si hay espacio para salir rápido a la contra, sí. Pero nos han cerrado los espacios y ha faltado una calma que debemos tener. Llegamos con centros, disparos de media distancia y por dentro. Hay que recuperar ese equilibrio de ahora en adelante. En estas cuatro jornadas he adquirido un conocimiento profundo del equipo y de la liga.

En principio, esperan muchos rivales del perfil del Real Oviedo. Equipos que no necesitan la pelota para ser peligrosos.

Así es. Cada equipo tiene su manera de jugar, lo hace bien y trata de incomodarte. Soy muy respetuoso con eso. Yo también trato de buscar cómo incomodar, cómo hacer un gol rápido en los primeros 15 minutos, como al principio. Y lo hemos recibido nosotros por errores más individuales que tácticos. Yo no miro quién ha fallado, miro el inicio de la jugada, dónde teníamos el balón y por qué lo hemos perdido. O que realmente el adversario te superó y te hizo el gol. Llevo aquí dos meses y voy entendiendo que nos podemos equivocar, pero al equipo lo preparo para ganar. El juego tiene sus matices y por momentos hay que tener cierto cuidado, no ser tan agresivos.

¿Va a cambiar mucho el equipo con Pitta o Gaich de referencia respecto a cuando lo es Escriche?

Son diferentes. No te extrañe que un día decida jugar con 4-4-2 o con 5-3-2. O con uno y que acabe el partido con dos puntas. Todo dependerá de si jugamos en casa o fuera, qué nos beneficia… Puedo necesitar más gente en el centro del campo que arriba. Todo el cuerpo técnico ayuda mucho a entender a este equipo y estudiar qué esperar del adversario. El Huesca tiene que mejorar desde Lugo.

Dijo el director deportivo, Rubén García, que Gaich y Pitta pueden jugar juntos. ¿Lo cree así?

Los entrenadores solemos decir que hay que poner a los mejores, pero los futbolistas han de entender que también hay fases defensivas. Si no corremos y luchamos todos se puede complicar. Hay una faceta defensiva y otra ofensiva y deben participar todos.

Plantilla corta, de 21 jugadores. 20 sin Insua. ¿Es suficiente?

Es corta. Vamos a dividirla en dos, hasta diciembre es una parte y puede ser suficiente. Si haces un estudio, los equipos emplean de manera constante a 16 ó 18 jugadores. Con la Copa se empieza a descargar a unos y emplear más a otros. Puede ser corta, pero a la vez la exigencia es más grande para todos porque no pueden relajarse. Si lo hacen hay otro que les quitará el puesto. Al jugador le comento que se ha de preparar para ser titular. Luego elijo yo y trato de poner lo mejor que tengo para salir a ganar.

Cuando expulsaron a Pulido, ¿pensó en aquel dicho español de ‘A perro flaco todo son pulgas’?

(Risas). Sí, sí. Es lo que hablé con ellos. Es salirse del partido y no entender. La cabeza va a mil por hora en el césped, las revoluciones son muy altas. Son detalles que tenemos que cuidar.

¿Cuánto de Nacho Ambriz tiene ya su Huesca?

Yo creo que bastantes matices y conceptos que me gustan. Entiendo cuando dicen que abusamos del pase horizontal. Cuando un rival se posiciona bien no hay cómo contraatacar; también al no tener un delantero de referencia, que ya los tenemos. Hay avances de lo que me gusta y lo que me va a sacar adelante es el trabajo y que los jugadores lo entiendan.

En estas primeras semanas ha resultado llamativo que no haya agotado nunca los cambios.

No soy mucho de agotarlos. Puede pasar que los hagas y que el equipo no reaccione como tú querías. El resultado es lo que cuenta y marca muchas cosas. Meter más gente en ataque no significa que vayas a ganar. El otro día empatamos cuando retiré a Gaich. Hay jornadas en que no te salen las cosas.

¿Qué le está pareciendo Salvador como central?

No lo podemos juzgar por sus equivocaciones. Se ha adaptado a una posición que no desconocía. Hablé con él y me dijo que si le ubicaba como central daría lo mejor de sí. Lo viene haciendo bien. El equipo se ha adelantado mucho en el campo y los centrales han sufrido. Son cositas que tengo que corregir.

Al menos desde fuera, se le advierte un talante conciliador. ¿Hay un Nacho Ambriz más crudo detrás del telón?

Nunca he sido autoritario. Como jugador rendí mejor con el entrenador que dialogaba, que te daba un abrazo. No hablo mucho, soy más del trato personal jugador a jugador. Tengo un problema en las cuerdas vocales y si grito mucho me quedo sin voz.

¿Qué se ha traído de México, además de a sus dos ayudantes?

El cariño de mis hijos, de mi madre... Me he hecho un nómada yendo de aquí para allá. Tengo la suerte de haber alcanzado un equilibrio emocional. Y encontré aquí un restaurante mexicano donde me siento como en casa.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión