Despliega el menú
SD Huesca

fútbol

La SD Huesca cierra el año con una derrota ante el Celta

Los errores puntuales volvieron a castigar a unos combativos azulgranas que no pudieron impedir el 2-1 final a pesar del gol de Seoane.

La SD Huesca despidió 2020 con una derrota. El conjunto azulgrana cayó en su visita al Celta de Vigo en un partido en el que no logró cambiar la tendencia que le viene persiguiendo desde que arrancó su segunda andadura en Primera División. Fue competitivo y combativo ante un equipo en forma y en estado de gracia como es el celeste, pero con eso no le bastó tan siquiera para sumar un empate. Los errores puntuales de nuevo se pagaron muy caros.

Los de Míchel Sánchez entraron en el partido con la única novedad en el once de Pulido por el sancionado Insua y dispuestos a pelear de tú a tú con un rival que ya ha engarzado en sus últimos seis compromisos cinco victorias y un empate. Fueron fieles a su estilo y no les importó que el encuentro se convirtiese por momentos en un constante intercambio de golpes. Nolito antes del descanso y la gran estrella local Iago Aspas ya en la segunda parte golpearon primero. Pareció que los oscenses se tambaleaban, pero un tanto de Seoane dio incertidumbre y opciones en los últimos minutos. Mientras que en los locales las sustituciones mermaron sus capacidades, en los visitantes en esta ocasión las incrementaron.

A pesar de la derrota, la situación en la tabla del Huesca prácticamente no va a variar. Tras 16 jornadas con un balance de una victoria, nueve empates y seis tropiezos, la salvación se mantiene a tres puntos. Aunque, eso sí, para que las cuentas de Míchel sigan vigentes cada vez el margen de error es menor. El técnico pretende llegar al final de la primera vuelta con entre 18 y 20 puntos, ahora el equipo tiene doce y restan tres encuentros, la visita del Barcelona el próximo domingo, y los duelos con el Betis y el Getafe.

Celta de Vigo-SD Huesca
Celta de Vigo-SD Huesca
Agencia LOF

El 1-0 surgió en una salida de balón mal gestada desde atrás en la que Denis Suárez acabó robándole el esférico a Borja García y Aspas, asistiendo a Nolito. La presión en el inicio de la jugada fue clave al igual que a lo largo de prácticamente todo el careo para los dos contendientes.

El Huesca la plantó, como acostumbra, muy adelantada, lo que en unas ocasiones le generó problemas a los de Coudet, pero en otras les facilitó el ataque a campo abierto y su juego al hueco. En la de los gallegos su primera línea de contención fue ganando metros con el transcurso del envite. Los altoaragoneses priman el pase al pie y tuvieron complicado, que no impedido, su avance.

De nuevo, como viene sucediendo desde la irrupción de Ontiveros, éste y Galán capitanearon desde la izquierda la ofensiva azulgrana. Ferreiro, de hecho, tuvo que irse hacia el centro o incluso a la banda zurda para tener contacto con el esférico.

La primera ocasión fue visitante, un centro que Okazaki cabeceó manso, y luego llegaron varios lanzamientos de Ontiveros y Ferreiro. Enfrente, antes del gol ya venía siendo Nolito el peligro más activo. A los 13 minutos Álvaro desbarató una ocasión muy clara iniciada por Hugo Mallo y Aspas en la que el andaluz no llegó por poco y, hasta hacer diana, el atacante también lo intentó de cabeza y desde lejos.

Suya fue igualmente la primera oportunidad de un segundo acto en cuyos primeros compases el Celta se asentó mejor y tras los cuales Míchel se decidió por dar entrada a Rafa Mir por Borja García. Con el murciano sobre el césped los azulgranas se recolocaron en un 4-4-2 y trataron de poner en problemas al Celta con una presión aún más agresiva que permitió merodear el área de Rubén. Sin embargo, el conato de rebelión fue rápidamente ahogado. Aspas acabó colándose entre la defensa tras un desafortunado despeje de Pedro López para superar a Álvaro y cantar el 2-0.

La reacción desde el banquillo del Huesca fue retirar a Mikel Rico y Ontiveros en favor de Sergio Gómez y Seoane. El madrileño, cuya relevancia en el equipo había caído enteros en las últimas semanas, tenía hambre. Nada más pisar el césped se encontró con la madera en un disparo, después hizó que Rubén se tuviese que lucir para mandar el balón a córner en una doble ocasión en la que también Okazaki acarició el 2-1 y finalmente el tanto subió a la red en un tiro que dio esperanzas a los azulgranas dentro ya de la recta final.

Después, antes de que se añadiesen seis minutos, el empate lo tuvo en sus botas Sergio Gómez en una falta en la que el meta local sacó el balón prácticamente de dentro. El Huesca se fue hacia arriba y el Celta se encerró dispuesto a proteger su ventaja y a matar a la contra como pudo haber hecho Okay.

La última jugada fue un córner en el que subió hasta Álvaro y en la que el VAR estudió posteriormente los saltos y agarrones en el área. No se entendió que hubiese nada punible y Míchel y sus hombres tuvieron que regresar de vacío y con el convencimiento de que para que la situación cambie es necesario algo más.

Ficha técnica

RC Celta: Rubén; Hugo Mallo, Araujo, Murillo, Olaza (Aidoo, 90); Tapia (Fontán, 83), Brais Méndez, Nolito (Baeza, 83), Denis Suárez (Okay, 73); Iago Aspas (Fran Beltrán, 73) y Santi Mina.

SD Huesca: Álvaro; Pedro López (Juan Carlos, 80), Pulido, Siovas, Galán; Mosquera, Mikel Rico (Seoane, 67), Borja García (Rafa Mir, 56); Ferreiro, Ontiveros (Sergio Gómez, 67) y Okazaki.

Árbitro: Munuera Montero (Comité Andaluz). Mostró tarjeta amarilla a los locales Denis Suárez (37) y Hugo Mallo (96).

Goles: 1-0, min 33: Nolito. 2-0, min. 61: Aspas. 2-1, min. 84: Seoane.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la 16ª jornada de liga de Primera División disputado en Balaídos a puerta cerrada. Último partido de 2020 para ambos conjuntos.

Placeholder mam module
Así hemos vivido el Celta 2- 1 SD Huesca
Etiquetas
Comentarios