Despliega el menú
SD Huesca

sd huesca

Mikel Rico: “El coronavirus no da más rabia que una lesión muscular”

El centrocampista de la SD Huesca, recuperado de la covid-19, está disponible ya para el partido de este sábado ante el Eibar.

Mikel Rico, durante la sesión de trabajo de este jueves en el IES Pirámide.
Mikel Rico, durante la sesión de trabajo de este jueves en el IES Pirámide.
SD Huesca

17 días ha necesitado Mikel Rico para limpiar su organismo de covid-19, lo que para un futbolista habituado a jugarlo todo en la SD Huesca ha supuesto un periodo más largo que una glaciación. 17 días que le han llevado a perderse los tres partidos en los que el equipo azulgrana ha cedido parte del impulso del inicio del campeonato. Mientras el centrocampista vizcaíno luchaba contra el coronavirus, sus compañeros empataron con el colista, el Valladolid (2-2), y cayeron de forma consecutiva con Real Sociedad (4-1) y Real Madrid (4-1). De vuelta al césped desde el miércoles, con Rico se aspira a recuperar el paso este sábado ante el Eibar en El Alcoraz (14.00, Movistar LaLiga).

A la espera de que su estado físico le aliste en la convocatoria y los planes de Míchel Sánchez, el pivote se ha enfrentado a una situación atípica desde que regresó al club oscense. Se ha perdido cinco de las ocho jornadas ya que también le acecharon problemas físicos que le hicieron causar baja ante el Cádiz y el Valencia, donde el equipo sí se repuso a su ausencia. Suma por tanto unos raquíticos 225 minutos esta temporada y no completó ninguno de los tres partidos en que ha tomado parte. Un claro contraste con el curso anterior, cuando fue el único jugador que actuó en las 42 jornadas de la categoría de plata y se marchó de vacaciones como la cuarta pieza con más minutos tras Pulido, Mosquera y Álvaro Fernández.

Una estadística, aunque muy parcial, puede explicar la influencia de Mikel Rico en el juego azulgrana. En los tres choques en que ha tomado parte solo se ha recibido un gol, ante el Villarreal y de penalti (1-1). Con el Atlético de Madrid se completó un formidable ejercicio defensivo y de supervivencia en la segunda parte (0-0) y en Elche arreció la falta de puntería en los de Míchel Sánchez (0-0). Desde entonces, ni un minuto del vizcaíno a la espera de lo que suceda el sábado. En los cinco partidos restantes la SD Huesca ha recibido en los cinco duelos sin el centrocampista 13 goles.

Rico se ha referido tras el entrenamiento de este jueves, desarrollado sobre todo en interior y en el que se han trabajado la fuerza y el core a dos días de la cita con el Eibar, que se encuentra “bien” y que ha sido “asintomático”, lo que le ha permitido desarrollar durante el confinamiento domiciliario una rutina de trabajo similar a la de los meses de marzo y abril para toda la plantilla. “Me encuentro ilusionado y motivado. Puede pasar y es como una lesión; la diferencia es que los plazos son más indeterminados y no estás con el grupo, pero no me ha dado más rabia que una lesión muscular”, ha explicado.

El vasco, con 36 años recién cumplidos, ha entrenado “fuerte” y se encuentra bien físicamente. Una aptitud que le permite pasar página y analizar el presente deportivo de una manera optimista. “No estamos mal, hacemos un buen trabajo. Estos dos últimos partidos quizá nos ha costado más. Queremos reencontrar las mejores sensaciones y el objetivo es ganar e irnos al parón con ocho puntos. Que no sea una victoria de las que uno se encuentra”, espera un Rico que ante el Real Madrid vio a un bloque “que siempre sale intenso. Durante 40 minutos estuvo casi controlado y se pusieron 2-0 antes del descanso con un primer gol sacado de la nada, fue un doble golpe psicológico y difícil”.

Tal vez el Eibar presente las características que persigue de nuevo la SD Huesca, pues se trata de “un equipo muy agresivo, que va para adelante muy bien y mete el balón al área desde cualquier lado. Hay que contrarrestar sus armas y fortalecer las nuestras”. Cree que es pronto para determinar si el Eibar es un rival directo pese a que se encuentre a un distancia de tres puntos y Mikel espera “un partido duro”. Mira la clasificación y, al tiempo, explica que “no debe generar ansiedad y sí necesidad, hay que saber utilizarla en nuestro beneficio”. Después de un inicio “con buena dinámica”, la reflexión durante la semana sin Liga será distinta en función de lo que suceda el sábado: “Hay buenas sensaciones. Si el partido va por donde queremos pero no ganamos habría que analizarlo. Si es un choque como los que hemos merecido ganar, como los de Valencia, Elche y Valladolid, no se puede hacer mucho más que meter la pelota".

Apúntate a la newsletter de la SD Huesca y conoce de primera mano toda la información de tu equipo.

Etiquetas
Comentarios