SD Huesca
Suscríbete por 1€

sd huesca

La SD Huesca regresa a la casilla de salida

La derrota con el Mirandés y las victorias de Cádiz y Real Zaragoza devuelven a los azulgranas a la distancia de cinco puntos respecto al ascenso.

Jugadores del Huesca, tras el gol de Rafa Mir al Mirandés.
Jugadores del Huesca, tras el gol de Rafa Mir al Mirandés.
SD Huesca

La SD Huesca ya ha paladeado el nuevo fútbol en sus dos sabores. El dulce, tras la victoria en Málaga (1-3), y el amargo con la derrota del jueves a manos del Mirandés en El Alcoraz (1-2). El tan deseado regreso a casa devolvió a los azulgranas a la casilla de salida. La diferencia con el ascenso sigue siendo de cinco puntos, la misma que se atesoraba cuando se congeló la competición a comienzos de marzo, después de haberse ubicado a dos la pasa semana. Los triunfos de Cádiz y Real Zaragoza, además de las malas sensaciones que arrojó la cita en el estadio oscense, acortan el margen de error en las nueve jornadas restantes. Los plazos vuelan y este domingo aguarda Albacete (19.30, Movistar LaLiga).

Esta miniliga muestra, con el exiguo balance que permiten dos únicas jornadas, a los de Míchel Sánchez en un periodo de adaptación incompleto y sujetos a las inercias del resto de equipos de la Segunda División. De hecho, solo un club se ha impuesto en los dos compromisos: el propio Mirandés, que en la jornada 32 había superado al Numancia por 2-1 en Anduva y este seis de seis le ha servido para ubicarse en los puestos de ‘play off’. De entre los cinco primeros clasificados, sorprende el dato de que ninguno de ellos, tampoco Almería y Girona, sacase adelante su cita como local.

En un contexto general, en estos 22 choques de las jornadas 32 y 33, el balance es sorprendente: diez triunfos visitantes, ocho empates y solo cuatro victorias locales. Las fronteras entre actuar como local y visitante se diluyen con los estadios vacíos. El Huesca, que durante el curso ha mostrado una acusada tendencia a rendir de manera excelente en El Alcoraz y más discreta a domicilio, ha empezado con el pie cambiado. Con todo, cunde la sensación de que la próxima semana define las posibilidades de ascenso directo, con el enfrentamiento entre el Real Zaragoza y el Almería de este sábado, previo al envite en el Carlos Belmonte; el Huesca-Cádiz del miércoles (19.30) y el derbi aragonés del lunes 29 de junio en La Romareda (21.45).

Han sido dos partidos, 180 minutos, en los que los azulgranas han salido vencedores de la montaña rusa de La Rosaleda y fueron interceptados por las trampas que sembró el Mirandés en el verde de El Alcoraz. Un bagaje irregular que impidió a los de Míchel Sánchez encadenar tres triunfos por primera vez en lo que va de curso. Las ausencias del pasado jueves, con las sanciones de Pulido, Juan Carlos y Ferreiro más la lesión de Josué Sá, llevaron al entrenador a plantear un once con seis novedades en el que volvió a pagarse la escasa contundencia defensiva. La zaga, inédita, echó en falta el concurso del capitán: tres ausencias en liga y derrotas ante Fuenlabrada (3-2), Ponferradina (3-1) y Mirandés.

El preparador azulgrana ha utilizado los cinco cambios reglamentarios en estos partidos, lo que unido a las ausencias le ha llevado a utilizar ya a 21 futbolistas diferentes. Es decir, a todos los del primer equipo salvo Álvaro Fernández y Cristo González y a los debutantes Cheick Doukouré y Kelechi Nwakali. Ninguno de estos jugadores ha completado los 180 minutos a excepción del meta Rubén Yáñez; sí han repetido como titulares en ambas ocasiones Pedro López, Mosquera, Mikel Rico y Dani Raba. Asimismo, tampoco han sumado participaciones los jugadores del filial que están entrenando con los ‘mayores’ y que tampoco han accedido a las convocatorias a excepción de Kike Hermoso, alistado el jueves.

De todos ellos, quien presenta hasta el momento un balance más estimulante es el delantero Rafa Mir, autor de dos de los cuatro goles que se enmarcan en esta nueva normalidad. Ambos en 128 minutos jugados ante Málaga y Mirandés, lo que da cuenta de su gran e inspirado momento de forma y justifica que Míchel le escogiera para la punta de ataque en detrimento de un Okazaki que entró al partido en el segundo periodo. Aguarda un Albacete a un Huesca rearmado con los cuatro ausentes el jueves. Los manchegos, entrenados por Lucas Alcaraz y un punto sobre el descenso, perdieron con el Rayo Vallecano en la reanudación del partido suspendido en su día por el incidente con Zozulia (1-0) y en las dos jornadas siguientes cayó con el Almería (0-1) y ganó al Extremadura (0-1).

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión