SD Huesca
Suscríbete

Primeras horas de Enric Gallego como jugador de la SD Huesca

El delantero se ha entrenado este miércoles con sus nuevos compañeros y publicado una carta de despedida para el Extremadura

Enric Gallego se ha sometido después de entrenar a los reconocimientos médicos.
Enric Gallego se ha sometido después de entrenar a los reconocimientos médicos.
Rafael Gobantes

El delantero Enric Gallego ya es uno más en la Sociedad Deportiva Huesca, aunque está llamado a representar un papel preponderante en la búsqueda de la permanencia. El futbolista ha pasado sus primeras horas en la capital oscense. Llegó el martes por la noche y este miércoles ya se ha entrenado a las órdenes de Francisco Rodríguez. Después, ha acudido a la Policlínica Alto Aragón para someterse a las pertinentes pruebas médicas. Será presentado este jueves. El club aragonés y el Extremadura, club de la categoría de plata en el que ha descollado como goleador en el último año, han acordado un traspaso por el que se abonarán algo más de 2,5 millones de euros y que vinculará al futbolista de 32 años con el Huesca durante tres y medio, hasta junio de 2022.

El anuncio del acuerdo se ha demorado más de lo esperado y contempla, asimismo, el pago de un millón de euros al Extremadura en este momento y de los 1,5 millones restantes en junio. Con la suma de las variables la cifra final puede irse hasta los 4 millones, lo que se acercaría a la cláusula de rescisión estipulada por el club de Almendralejo. Se ha cerrado una operación deseada por las tres partes. El Huesca entiende que adquiere a un precio razonable a un futbolista que en los últimos tiempos se ha destapado como un anotador implacable; el Extremadura multiplica la inversión que realizó en enero de 2018 por Gallego, que fue de algo más de 100.000 euros; y el catalán cumple el deseo de debutar en Primera División.

Si así lo desea Francisco, podrá debutar este sábado frente al Atlético de Madrid en El Alcoraz (18.30). Desde luego, el ariete llega rodado. Jugó con la camiseta del Extremadura el pasado domingo en Lugo, con la que ha anotado 15 goles en 19 compromisos en Segunda A. El presidente de la entidad es Manuel Franganillo; su padre, José Franganillo, fue futbolista del Huesca en la década de los 70 y, sin ir más lejos, participó en el encuentro inaugural del estadio de El Alcoraz en enero de 1972. Las buenas relaciones han sido una constante durante la negociación y los azulgranas se han anticipado a los deseos de otros conjuntos como Espanyol o Real Valladolid. También el empresario Luis Oliver ha estado implicado en el aterrizaje del jugador.

Todos los implicados destacan, al margen de unas estadísticas que saltan a la vista, la altura humana de Enric Gallego. En su nota de despedida a la afición que el barcelonés ha publicado en las redes sociales, alude a que “hoy es un día muy feliz porque al fin he llegado donde siempre soñé pero a la vez muy triste...”. En el texto, relata que fichar por el Extremadura hace un año ha sido la mejor decisión de su vida y que ahora se une “a otro proyecto azul y grana, colores que me marcarán para siempre en mi carrera profesional”.

En su página web, el Extremadura ha querido “desear a Enric la mayor suerte del mundo y agradecerle el esfuerzo, dedicación, entrega y profesionalidad con la que ha defendido la camiseta azulgrana en este año maravilloso para el club. La entidad entiende que estamos ante un jugador de una relevancia especial para todos los estamentos del club y, muy especialmente, para toda la afición. Por todo ello sólo podemos estar eternamente agradecidos a los servicios de este futbolista”. Y la SD Huesca le ha saludado de una manera sencilla y contundente: “Gol”.

Lo necesitan. Y Enric Gallego lo promete. En el Cornellá, entre 2014 y 2018, acumuló una estadística estratosférica de una diana cada dos encuentros: 52 en 104 apariciones. Criado en el fútbol catalán, se formó en las canteras de la Gramanet y el Badalona, y ya en el Almazora de Primera Regional se destapó con 16 goles y en 2009 el Premiá le abrió las puertas de la Tercera División. Contaba entonces 23 años y fichaje por el Espanyol B le permitió dejar atrás un trabajo de camionero para poder centrarse un poco más en lo que probablemente mejor se le daba. También fue albañil, repartidor y técnico de aparatos de climatización. Tras una temporada en el filial, se marchó al Cornellá.

En 2013, tras no lograr el ascenso a Segunda B, firmó por el Badalona, pasó por el Olot y regresó al Cornellá para seguir aumentando sus rentas y llamar la atención del Extremadura. Con los de Almendralejo debutó el 7 de enero de 2018 marcando tres goles al Córdoba B (3-4). Tras esta inmejorable carta de presentación, el delantero fue figura clave del ascenso de los extremeños marcando once goles en la segunda vuelta, un estímulo que se mantuvo este curso con cifras inauditas para un debutante en la categoría de plata.

El pichichi de Segunda División marcó su primer tanto al Granada en la cuarta jornada y desde entonces no paró. Logró tres en el triunfo de los azulgranas por 1-4 en el Wanda Metropolitano ante el Rayo Majadahonda (1-4) y cuatro en Reus (1-4). También fueron sus victimas Las Palmas, Elche, Cádiz, Córdoba, Osasuna, Almería y Alcorcón. No pudo anotar el pasado domingo en Lugo, donde disputó los 90 minutos y falló un penalti (1-1). Su siguiente reto puede ser Jan Oblak y una de las mejores zagas del mundo. Por encima de todo, conducir al Huesca en la senda del milagro.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión