Despliega el menú
SD Huesca

La SD Huesca, a punto de cerrar el regreso de Álex Remiro

El club azulgrana y el Athletic han acordado la cesión del portero, figura clave del ascenso la pasada temporada y sin minutos en el equipo vasco

Álex Remiro, durante un entrenamiento con la SD Huesca la pasada campaña.
Álex Remiro, durante un entrenamiento con la SD Huesca la pasada campaña.
Verónica Lacasa

Los rumbos de la Sociedad Deportiva Huesca y Álex Remiro volverán a encontrarse. El club azulgrana y el Athletic de Bilbao han acordado la cesión del portero navarro, pieza clave en el ascenso la pasada temporada y sin minutos esta campaña con los leones. La incorporación se hará oficial en las próximas horas y después de que se haya descartado la vía del guardameta brasileño Diego Alves, quien ha considerado insuficientes las ofertas lanzadas por la entidad oscense. Remiro, con una valía más que contrastada, sería la pieza que completará esta línea con Santamaría y Jovanovic ante la salida de Axel Werner.

El Huesca considera a Remiro la pieza idónea para aumentar el nivel de la meta, por la que esta temporada ya han pasado los tres futbolista sin que ni el argentino ni el serbio hayan convencido a los técnicos. Santamaría ha disputado los encuentros ante Valencia y Betis con buena actuaciones, pero reforzar la portería era una de las prioridades en este mercado invernal. Así ha optado por entablar conversaciones con el Athletic. La llegada a la presidencia de Aitor Elizegi el pasado 28 de diciembre ha facilitado una maniobra que ya se intentó en agosto cuando estaba Josu Urrutia al frente del club vasco.

Entonces, el Athletic no dejó salir al meta navarro y poco tiempo después se cerró el fichaje de Aleksandar Jovanovic. Urrutia ‘castigó’ a Remiro tras no haber aceptado las condiciones para firmar el contrato de renovación que se le ofrecía, pues el actual expira el próximo 30 de junio, y se le relegó al ostracismo en beneficio de sus compañeros Unai Simón y Iago Herrerín. El navarro ha permanecido inédito y con Elizegi se quiere buscar una salida consensuada a una situación que se había enquistado. El Huesca se ha adelantado a otros posibles pretendientes y contaba además con la ventaja de conocer al futbolista y de contar con el aprecio de este.

Remiro conoce bien un vestuario en el que se encontaría a varios futbolistas del curso pasado y se tiene en cuenta su buen talante y el conocimiento del suelo que pisa, valores que el Huesca quiere que predominen entre sus fichajes invernales. El portero navarro, de 23 años, disputó 41 compromisos la pasada campaña en los que encajó 38 goles. Lo jugó todo hasta su lesión en el partido definitivo de Lugo. Santamaría le sustituyó a los 27 minutos después de que sufriese un fuerte golpe que obligó incluso a atenderle en un centro hospitalario pero pudo regresar a tiempo para celebrar el ascenso con el resto de la plantilla. Su último encuentro fue a la semana siguiente con el Nástic de Tarragona.

La llegada de Remiro desbloque una de las prioridades del club azulgrana, quien no ha podido hacerse con los servicios de Diego Alves pese a que la del brasileño era una de las opciones que más le atraían. En este sentido, el navarro se reencontrará asimismo con Xabi Etxeita, otro jugador a préstamo del Athletic, y con el propio Santamaría. El Huesca ya intentó un acercamiento con motivo del partido de la segunda jornada en San Mamés, pero ni Urrutia ni el entonces entrenador, Eduardo Berizzo, dieron su brazo a torcer como tampoco con el deseado Mikel Rico.

Etiquetas
Comentarios