Despliega el menú
SD Huesca

Camacho: “No veo al equipo disfrutar al máximo”

El jugador de la SD Huesca volvió a disputar un partido en Primera División 13 años después de la anterior oportunidad con el Real Zaragoza

Juanjo Camacho, durante el entrenamiento de este lunes en el IES Pirámide.
Juanjo Camacho, durante el entrenamiento de este lunes en el IES Pirámide.
Rafael Gobantes

28 de mayo de 2005 y 16 de diciembre de 2018. Entre estas dos fechas han transcurrido 4.950 días, los que le ha costado a Juanjo Camacho volver a jugar en Primera División. Lo hizo por primera vez esta temporada en el empate de la Sociedad Deportiva Huesca con el Villarreal (2-2) y hay que remontarse 13 años para encontrar el precedente. Entonces en el Real Zaragoza, jugó los últimos 20 minutos de un choque intrascendente con el Real Madrid en La Romareda que terminó con victoria blanca por 1-3. Durante este largo periodo, Camacho ha crecido como jugador a la par que el club azulgrana iba escalando hasta la cima del fútbol español.

El zaragozano se convirtió el pasado domingo en el futbolista más veterano en debutar esta campaña en Primera. Sustituyó a Pablo Insua en el minuto 85 y estableció un registro de 38 años y 136 días que no podrá ser superado, al menos, hasta la temporada que viene. Antes había participado en los dos choques coperos ante el Athletic y, con él, Francisco trató de buscar un revulsivo en pos del empate que logró Longo en el descuento. El capitán asume que su rol esta temporada no va a desarrollarse sobre el terreno de juego sino de puertas adentro. Y pone por delante de este dato individual el objetivo colectivo de la permanencia.

Entre los dos últimos partidos de Camacho en Primera, España ha ganado un Mundial y dos Eurocopas, ha tenido tres presidentes del Gobierno y un club modesto como el Huesca ha pasado de luchar por la permanencia en Segunda B, agónica aquella campaña 2004-05 y la siguiente, a hacer lo propio junto a los mejores clubes del país. El aragonés cumple su 12ª campaña en el equipo y antes defendió los colores de Lleida y Vecindario. Se trata de una voz autorizada para analizar el presente y el sabor amargo que dejó el empate con el ‘Submarino Amarillo’.

“Analizando el empate, competimos muy bien por momentos y en otros no lo hicimos como nos gustaría. No conseguimos vencer pese a hacer muchísimas cosas bien. Los goles es lo que cuenta y no mantener la puerta a cero nos está penalizando muchísimo, sobre todo en casa”, ha asegurado Camacho después del entrenamiento de este lunes. Subraya que “el trabajo y la ilusión no nos los va a quitar nadie. No conozco otro método mejor que hacer lo que dice el míster. Manteniendo la puerta a cero tendremos más opciones de ganar”.

Camacho ha aludido a las “buenas sensaciones en la primera mitad” y a la situación que se dio en la segunda con el penalti y la expulsión de Gaspar: “Yo he fallado muchos penaltis. Seguimos dominando y con esa necesidad de ganar nos pillaron en una contra. De la nada te hacen gol. Eso nos falta, cerrar los partidos y ser sólidos, no podemos conformarnos con el empate. Y que te remonten con diez te deja una sensación peor”.

Después de cuatro buenos partidos en El Alcoraz que sin embargo arrojan un bagaje de tres puntos, en el Huesca se sigue viendo la permanencia como un anhelo a largo plazo puesto que “quedan muchísimos partidos. Cada encuentro es una final y una ilusión, son rivales consolidados, con jugadorazos y presupuestos altos. Estoy seguro de que este domingo en Valencia (12.00) competiremos y ojalá ganemos. La permanencia está en el día a día y podemos tener la conciencia tranquila. Si alguien puede dar un poquito más, que lo haga. Es una pena que no nos valga para ganar”.

Insiste Camacho en que la ilusión se renueva “día a día” y en que el secreto de no haberse desmoronado después de cuatro meses sin conocer la victoria reside en la propia fortaleza de un grupo bien avenido. “Sabemos el objetivo y vamos de la mano. Es lo que nos hará salir de ahí. Además del trabajo diario, cuidarse y la profesionalidad”, ha asegurado.

El de Mestalla supondrá “otro partido clave y si ganamos recortaremos puntos. Es otro duelo muy importante y la gente ya se está recuperando para llegar lo mejor posible. El cabreo por no ganar dura cinco minutos porque ya se piensa en el siguiente partido. Si vencemos será un golpe de moral impresionante, también por la entidad del rival, y hay que sumar todo lo que se pueda”.

Camacho disputó aquel curso 2004-05 cinco encuentros oficiales con un Real Zaragoza dirigido por Víctor Muñoz y que logró la Supercopa de España. El sexto en Primera, enfundado en una camiseta en la que ha batido todos los récords de partidos jugados (más de 400) y goles marcados (casi un centenar). “Estoy contento por estar en la plantilla, es un premio. Decidí seguir un año y mis objetivos no son individuales, será un éxito si el equipo se salva. Estoy súper contento pero los objetivos son globales, quiero sumar cuanto antes de tres en tres y disfrutar, que aún así lo estamos consiguiendo en muchos momentos. La pena es que no veo al equipo que disfrute al máximo. La afición sí, pero se va apenada y cada lunes renueva sus ilusiones”, ha zanjado.

Etiquetas
Comentarios