Despliega el menú
SD Huesca

La SD Huesca, a romper su techo en la Copa

Los azulgranas nunca han superado la cuarta ronda, a la que han accedido de manera habitual en los últimos años

Varios futbolistas celebran el gol de Chimy al Athletic en la segunda jornada de Liga.
Varios futbolistas celebran el gol de Chimy al Athletic en la segunda jornada de Liga.
Miguel Toña/EFE

La Copa puede servir para enjugar las penas de la Liga en una Sociedad Deportiva Huesca que podrá aparcar durante dos días los seis puntos de desventaja sobre la permanencia ante un Athletic de Bilbao sumido en la misma pelea por la permanencia. El conjunto azulgrana se ha habituado en las últimas campañas a tomar parte del torneo del ko, un hecho ni mucho menos común a lo largo de su historia. Hasta la última década, había asomado la cabeza por esta competición con cuentagotas. Ahora tiene la oportunidad de lograr su mejor resultado histórico puesto que nunca ha alcanzado la ronda de los octavos de final.

[Sigue aquí en directo el partido Athletic Club - SD Huesca]

Los oscenses habrán concurrido con esta en 31 ediciones de la Copa del Rey y, cuando la han alcanzado, se han quedado atrapados en la cuarta ronda como su techo de cristal. La misma a la que acceden ahora de manera directa por su condición de club de Primera División y la que les permitió medirse entre Segunda y Segunda B a FC Barcelona, Villarreal y Las Palmas en los últimos tiempos. Hace casi 30 años, el rival fue el Cádiz.

El azar ha querido que el contrincante para alcanzar este logro sea todo un clásico del torneo, un Athletic que lo ha ganado en 23 ocasiones y ha sido finalista en otras 14. Su último título data de 1984, contra el Barça en el Bernabéu en un choque recordado por su dureza, y fue subcampeón en 2015 en un partido ante el mismo contrincante y en el que fue titular el ahora azulgrana Xabi Etxeita.

El Huesca se ha acostumbrado a aparecer en los bombos de la Copa, si bien su aventura del año pasado resultó efímera. Le eliminó el Valladolid en El Alcoraz (0-2). Los dos conjuntos terminarían ascendiendo a Primera, pero no fue la mejor tarde de un equipo repleto de suplentes. Los aragoneses llegaban de tres cursos brillantes en los que siempre se habían ganado el derecho a medirse a un club de la máxima categoría, lo que siempre despertó una notable expectación entre los aficionados.

Y es que, habituados a un caminar humilde, El Alcoraz se vistió de esmoquin para recibir en tres temporadas consecutiva a FC Barcelona, Villarreal y UD Las Palmas. Con los catalanes, en la temporada 2014-15, la historia se escribió en la grada más que sobre el terreno de juego (0-4 y 8-1); al año siguiente se puso en aprietos a un Villarreal al que se superó en la capital oscense (3-2). Los amarillos sentenciaron en la vuelta no sin dificultades (2-0). Y con la UD Las Palmas en la 16-17 se empató en la ida (2-2) y se cayó por la mínima en el desenlace (2-1).

El Huesca ha tomado parte de la Copa de forma ininterrumpida desde el ejercicio 2007-08, a caballo entre Primera, Segunda y Segunda B. Mucho más discontinuo fue en el pasado. Su concurso más memorable hasta el actual periodo había tenido lugar en el 90/91. A ida y vuelta, eliminó a Sabiñánigo, Fraga y Xerez antes de dar mucha guerra al Cádiz de Primera que solo pudo con los oscenses en una tanda de penaltis muy ajustada en el Ramón de Carranza (0-0 y 1-1, 5-4 desde los once metros).

La 71-72 reservó rivales de postín: Osasuna y Lleida antes de caer con el Oviedo. La entonces denominada Unión Deportiva Huesca se estrenó en la Copa, entonces del Generalísimo, el 20 de febrero de 1944 en el campo de San Jorge. Superó al ya extinto Escoriaza de Zaragoza y después al Atlético Zaragoza. Su verdugo sería el Lleida.

Etiquetas
Comentarios