SD Huesca
Suscríbete por 1€

El gol del millón de espectadores

El tanto de Chimy Ávila en San Mamés figura ya en la historia de la SD Huesca y asienta al club aragonés en Primera. Más de 1.040.000 personas siguieron el 2-2 por televisión

Varios futbolistas de la SD Huesca felicitan a Chimy por su golazo.
Varios futbolistas de la SD Huesca felicitan a Chimy por su golazo.
EFE

La remontada en San Mamés de la Sociedad Deportiva Huesca, que levantó un 2-0 en apenas 17 minutos, aparecerá siempre ligada a los nombres de los goleadores: Miramón y, sobre todo, Chimy Ávila. El delantero argentino marcó el tanto que dibuja tanto la fe inquebrantable con la que el club azulgrana ha llegado a Primera División como el carácter indomable del ‘comandante’.

Además, ya se ha destacado desde diferentes ámbitos como el mejor tanto de la segunda jornada y, posiblemente, uno de los más brillantes de todo el campeonato. 740.000 espectadores vieron el partido en Gol, con una cuota de pantalla del 5,4 % y picos máximos de audiencia de más de 1.040.000 televidentes.

En la memoria de la afición altoaragonesa permanecerá el zurdazo que Chimy envió a la escuadra derecha de la portería del Athletic tras controlar una pelota con la pierna derecha al borde del área grande y a espaldas de la portería, darse la vuelta y mandar la pelota muy lejos del alcance de Unai Simón. Corría el minuto 87 del encuentro y al Huesca se le agotaba el tiempo para empatar pese a la fe con la que estaba atacando los huecos que trataba de cerrar la defensa bilbaína. El argentino, que había saltado al terreno de juego diez minutos antes, solo ha necesitado un tiro a puerta para estrenarse en la máxima categoría.

Suplente en los dos encuentros, en Éibar disputó los últimos 20 minutos y en San Mamés dio otro aire al ataque oscense, necesitado de claridad. La tuvo. El gol no se explica solo con el detalle técnico del argentino. Es una obra coral que parte del terreno de juego oscense. La parte sustancial se desarrolla durante 11 segundos. Jorge Pulido, un central, conduce la pelota por el flanco derecho y se la cede al lateral zaragozano Jorge Miramón. Otro de los nombres propios del inicio del curso, seguro atrás e incansable en defensa, avanza y trata de devolver el pase a Pulido en busca del área del Athletic.

Este no llega pero sí intercepta la pelota Cucho Hernández, que en lugar de avanzar hacia la portería trata de devolvérsela a un Pulido exhausto; se interpone un defensor del Athletic que falla al tratar de controlar la fuerza de su propia acción y Melero, que llegaba desde atrás, se hace con el balón al borde del área, lo toca de primeras para Chimy y el resto es historia. Una acción combinativa donde a otros equipos les hubiese superado el miedo escénico y entrado las prisas. El Huesca, con el sello de Leo Franco, tuvo sangre fría para trenzar una jugada en el alambre y con el aliento de 36.000 aficionados del Athletic en la nuca.

El Huesca celebró el empate como una prolongación del triunfo en Ipurua y una exaltación del carácter bravo del argentino. Chimy Ávila se refirió a que “con trabajo y esfuerzo todo puede pasar. Se me pasaron muchos sentimientos por la cabeza tras anotar, tanto familiar como emocionalmente. El campeonato se nos hará duro pero no hay nada imposible”.

Lejos de componer una retahíla de frases huecas de autoayuda, el atacante confirmó el rol de revulsivo con el que lo moldea Leo Franco. El entrenador, que compartió con él vestuario en el San Lorenzo argentino, conoce exactamente la medida de lo que puede pedirle y este ofrecerle.

Chimy fue uno de los protagonistas del ascenso del Huesca. Sobre todo, durante una segunda vuelta colosal en la que tiró del equipo entonces dirigido por Rubi cuando una racha de ocho jornadas sin ganar amenazó las posibilidades de éxito al final de la campaña. Su gol al Barcelona B en El Alcoraz marcó ese necesario punto de inflexión y el futbolista, implicado y muy carismático, elevó su saludo militar para cantar gol en siete ocasiones El FC Barcelona, el de verdad, aguarda el domingo, y Chimy enfrentará su duende a la leyenda del argentino Leo Messi.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión