SD Huesca

Despedida a una pretemporada de Primera

El Huesca ha completado el proceso hacia la liga tras 39 días en los que ha jugado siete amistosos con un saldo de cuatro triunfos y tres derrotas. Gallar y Camacho, los máximos goleadores con tres.

Imagen de uno de los entrenamientos en Huesca.
Jugadores del Huesca durante un entrenamiento de la pretemporada en la capital oscense.
Rafael Gobantes

Se ha terminado para la Sociedad Deportiva el siempre exigente período de pretemporada que en este verano del 2018 ha resultado el más especial de todos las que ha superado el conjunto oscense a lo largo de sus 58 años de historia. Porque nunca antes se había preparado para tomar parte en la Primera División, de ahí que el proceso se ha vivido con intensidad y emoción pensando en alumbrar el estreno en la categoría del mejor modo posible.

El pasado 5 de julio el nuevo proyecto del Huesca, con Leo Franco a la cabeza, echó a andar. Por delante, 39 días en los que el cuerpo técnico debía exprimir a los jugadores y también configurar una idea de fútbol y un modelo.

Juan Manuel Alfano, como responsable en la materia puramente física, asumió los galones en las primeras semanas de la pretemporada, en las que el volumen de carga de trabajo fue muy grande. Para las consideraciones tácticas, Leo Franco se apoya en el veterano Eduardo Basigalup y también el joven Adrián Sipán ha ganado en responsabilidad en el enlace de las campañas 2017-18 y 2018-19. Además, el argentino ha sumado a la causa azulgrana al ex jugador internacional Pablo Orbaiz, quien poco a poco ha ido soltándose hasta su integración total en el grupo.

Del 9 al 19 de julio tuvo lugar la primera concentración estival. Nuevamente tuvo como sede Benasque, donde los azulgranas han encontrado un espacio ideal que reúne todas las condiciones para trabajar de un modo óptimo y que los futbolistas, alejados de las altísimas temperaturas de la capital oscense, puedan descansar perfectamente.

Fue en el campo municipal benasqués donde el Huesca disputó el sábado 14 de julio el primero de los siete choques amistosos que ha completado. El Monzón de Tercera fue el rival para un resultado de 5-0 favorable a los azulgranas. El lateral Miramón, uno de los fichajes, tuvo el honor de inaugurar la cuenta de goles.

El siguiente sábado, el Huesca venció a domicilio al Lleida de Segunda B (2-3), mientras que ante un Segunda, el Osasuna, llegó a continuación la primera derrota (1-0). Entonces surgió el momento más delicado de la pretemporada, cuando el Numancia, también de plata, le endosó un 5-1 en El Burgo de Osma que hizo planear algunas interrogantes.

En Tudela, el sábado 4 de agosto, el Huesca jugó el primero de los dos amistosos previstos ante enemigos con los que se volverá a ver las caras en el ático futbolístico español. Los azulgranas superaron por 2-1 al Eibar de Mendilíbar. Los vascos, eso sí, plagados de teóricos suplentes.

Con motivo de la llegada de San Lorenzo, el pasado miércoles el Huesca se desplazó a Vitoria para realizar otra concentración, en este caso mucho más reducida que en Benasque (cuatro días). La misma arrancó con un amistoso ante el Oviedo de Anquela, de Segunda. Y de nuevo siguió el maleficio contra rivales de plata: los asturianos vencieron 2-1 en un partido en el que todos los goles nacieron desde el punto de penalti.

Para clausurar el ‘stage’ en tierras vascas, el triunfo el pasado sábado contra el Deportivo Alavés de Primera (2-1). El resumen, por tanto, es de cuatro victorias y tres derrotas, habiendo marcado el Huesca catorce goles y encajado doce. Tan solo contra el Monzón fue capaz de dejar su puerta a cero un conjunto altoaragonés cuyos técnicos han destacado su satisfacción porque no se hayan producido lesiones graves.

Gallar y Camacho, los pichichis

Leo Franco ha utilizado 27 jugadores durante los siete duelos preparatorios, de los cuales 21 van a formar parte de la plantilla que arrancará el curso (todos menos Musto que no ha podido jugar por su sanción por dopaje que finaliza el jueves 16). Han participado tres canteranos (Almerge, Dani Arnedillo y Carlos Kevin), el meta Bardají (saldrá a préstamo) y dos de los doce fichajes del club que han salido cedidos (Eugeni y Toro). Por ahora son nueve las altas efectivas en la formación azulgrana: el punta Escriche se ha quedado en el Lugo.

Los pichichis de la pretemporada del Huesca han sido Álex Gallar y Juanjo Camacho, con tres goles cada uno, mientras que seis han sido los futbolistas que han tomado parte en los siete encuentros. El que más minutos, el centrocampista Moi Gómez con 485.

Este domingo la plantilla azulgrana tiene jornada de asueto, para retornar al trabajo en la tarde de este lunes (a falta de confirmación oficial).

Etiquetas
Comentarios