Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

SD Huesca - Temporada 2016-2017

SD Huesca

Chimy Ávila: “Hay que demostrar que no fue casualidad lo que logró el Huesca”

El delantero argentino, que ha prorrogado su cesión desde el San Lorenzo de Almagro, ha destacado este jueves en Benasque el esfuerzo de la pretemporada, “pero sabemos que todo sacrificio da sus frutos”.

Actualizada 12/07/2018 a las 15:54
Chimy Ávila, durante una de las sesiones de trabajo del Huesca en BenasqueRafael Gobantes

Luis Ezequiel ‘Chimy’ Ávila tenía tantas ganas de regresar a la Sociedad Deportiva Huesca esta temporada que, aunque se trasladó a Argentina al acabar el curso 2017-18, realmente nunca se llegó a marchar. Debía volver al club que le prestó, al San Lorenzo de Almagro, y voló hacia su país, pero lo hizo con un pasaje de ida y vuelta. El Huesca le esperaba y él solo pensaba en el Huesca. Así que el rosarino, que ya había asegurado también domicilio, retornó a casa de vacaciones. Ya sabía que los próximos capítulos de su vida y de su trayectoria deportiva los iba a escribir en el bando altoaragonés. El Comandante Ávila, uno de los futbolistas que más marcaron a los aficionados en la histórica pasada temporada, continuará dejándose el alma con ese fútbol tan suyo, tan pasional. Por ello, el delantero se ha mostrado feliz este jueves desde Benasque y con mucha voluntad para mantener el rendimiento o incluso elevarlo con el cambio de categoría y el debut en Primera División.

Estoy contento porque anhelaba regresar a, como dije siempre, mi segundo hogar. Estoy con ganas de aportar lo mejor posible tanto para el plantel como para el míster”, ha reflejado Chimy Ávila en el Sommos Hotel Aneto, donde está instalado el Huesca desde la noche de este pasado lunes y hasta este próximo jueves 19 de julio.

Con un ejemplo elocuente ha expuesto el punta sudamericano lo que sentía antes de que el Huesca y el San Lorenzo cerrarán un nuevo acuerdo de cesión para el jugar. En la habitación de los hoteles, junto con su inseparable Cucho Hernández, cuando la temporada todavía no había alcanzado su desenlace, la incertidumbre sobre su futuro planeaba sobre ellos. “Nos concentrábamos juntos y hablábamos siempre. El sueño es siempre ascender a Primera pero no terminaba el torneo y ya teníamos en la cabeza qué iba a pasar con nosotros. Teníamos muchas ganas de seguir juntos y, gracias a Dios, se dio para seguir compartiendo”, ha contado.

¿Y cómo afronta Chimy Ávila el reto de jugar en Primera? “No sé si reto, pero sí trabajar al máximo y tratar de sacar lo mejor de mí. Después los retos se los va poniendo uno según avanza la campaña”, ha contestado.

Ahora, en su opinión, para el club azulgrana “lo principal es no relajarse. No es, ‘ascendimos, pues ya nos relajamos’. Tenemos que seguir haciendo lo mejor posible para mantenernos y demostrar que no fue casualidad lo que logramos”. Para hacer efectiva esa respuesta: “No creyéndosela, trabajando con humildad y sacrificio y, sobre todo, siendo un buen grupo, eso te hace más fuerte de la cabeza y te ayuda a mantener lo que somos”.

Acerca de la evolución de la pretemporada, una exposición gráfica por su parte. “Como si estuviera empujando un barco”, ha reflejado. “La verdad es que muy duro. No había hecho una pretemporada en altura. Pero se trabaja bien y sabemos que todo sacrificio da sus frutos”, ha añadido.

Jugador de conjunto, ese sacrificio es una de las grandes señas de identidad del Chimy Ávila, fuera de sus tatuajes y su musculado tren inferior. Y como delantero, los goles. Siete anotó en el anterior ejercicio en Segunda. “Me hubiese gustado marcar más. Empecé a convertir tarde. Lo importante es que conseguimos el ascenso”, ha indicado.

El argentino, de 24 años y padre de dos criaturas, ha vuelto a hablar de su estrecha relación con el todavía más joven Cucho Hernández, delantero colombiano de 19 años. “Digo que es mi hijo. Desde que llegué acá lo mimé y le enseñé cosas. Es un chico que hace siempre caso y si sigue así le espera un futuro más grande”, ha comentado.

La dupla de amigos ya está en Primera y el deseo es “poder hacer lo mismo que el año pasado. Uno se prepara, por eso estamos acá. Para la Primera tienes que poner más esfuerzos. Nos preparamos y trabajamos para poder tener el mismo rendimiento o quizás un poco mejor que el año pasado”.

Sobre su entendimiento con el nuevo cuerpo técnico, que dirigen tres compatriotas, ha dicho: “Muy bien, no te voy a decir que mal (risas). La verdad es que muy bien. Sabemos que nos van a enseñar muchas cosas, como nos ha enseñado Rubi también. Hay que ayudarles a ellos y nosotros a ellos. Como dije, esto es un grupo”.

Chimy Ávila sí que sabe lo que es jugar en Primera en Argentina. Sin embargo, él mismo es consciente de las diferencias que se extraen entre el fútbol argentino y el español. “El fútbol argentino es hermoso, pero jugar en Europa es lo que uno siempre sueña de chico. Teniendo la oportunidad en la mano uno lo quiere aprovechar siempre”, ha relatado.

Por último, el rosarino ha hecho referencia al enfrentamiento que le emparejará con el FC Barcelona y con el rosarino más archiconocido en el balompié mundial, Leo Messi. “Es grandioso. Es el número uno. Pero yo lo voy a tratar con respeto porque quiero ir a la selección. Si le pego a Messi no voy a más a la selección” ha declarado esbozando una enorme sonrisa, la sonrisa del guerrero, la del comandante azulgrana que quiere continuar reescribiendo su historia y la del Huesca.





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo