SD Huesca
Suscríbete por 1€

Rubi: “Nos queda una bala y quiero ser campeón de liga”

El entrenador del Huesca, que dirigirá su último partido este sábado en Oviedo, quiere despedirse con victoria y dejando un título en la entidad azulgrana. Para ello apostará por un once “bastante similar” al que ha llevado “el peso específico” en el esprint final.

El técnico del Huesca, Joan Francesc Ferrer 'Rubi', durante el entrenamiento de este jueves en el IES Pirámide.
El técnico del Huesca, Joan Francesc Ferrer 'Rubi', durante el entrenamiento de este jueves en el IES Pirámide.
Rafael Gobantes

Joan Francesc Ferrer ‘Rubi’, entrenador de la Sociedad Deportiva Huesca, vive sus últimos días en el cargo. Con el equipo altoaragonés ya en Primera División, ni mucho menos se ha relajado el preparador barcelonés, todavía con el semblante serio tras la derrota contra el Nàstic este pasado domingo. Y es que Rubi desea marcharse del Huesca dejando un trofeo en las vitrinas del club, el que se otorga por el campeonato de Segunda División. “Yo quiero ser campeón de liga”, ha reiterado este jueves. Para lograrlo, es indispensable el triunfo de su equipo este sábado en Oviedo (20.30), además de esperar un pinchazo del Rayo en Tarragona en forma de empate o derrota madrileña.

“Nos estamos jugando el liderato. Si pudiéramos celebrar ser campeones de liga, a mí particularmente me hace mucha ilusión, porque ser campeón de algo es muy difícil”, ha explicado Rubi acerca de sus intenciones para el encuentro del Carlos Tartiere.

¿Qué herramientas utilizará el técnico azulgrana en Oviedo? En la previa del choque frente al Nàstic habló de que repartiría minutos entre los futbolistas con etiqueta de titular y los jugadores catalogados como habituales suplentes o de muy poca participación. “Os dije que quería ver cómo iban los entrenos y mi planteamiento ha cambiado un poco en ese sentido. Vamos a intentar sacar un once bastante similar al que acabó con el peso específico en el final de liga”, ha respondido Rubi, quien tras alinear contra los tarraconenses una formación titular muy reconocible apunta a hacer lo mismo en el Tartiere. Eso sí, Remiro y Akapo son baja segura por sanción y Pulido no ha entrenado este jueves por culpa de la fiebre. Aparte, Melero ha realizado trabajo alternativo por unas molestias en los isquios.

Rubi espera este sábado tener enfrente un Oviedo que “va a pelear hasta el último momento las opciones de meterse en la promoción. Como es normal, querrá acabar en su casa ofreciendo una victoria a su público. Por lo tanto, un equipo muy duro, al que es complicado hacerle ocasiones de gol. Me espero un partido bastante difícil”.

Con tanta celebración por el ascenso y cuestiones ya de índole personal en la cabeza de los futbolistas, ¿le está costando más preparar el choque en territorio asturiano? “Los últimos dos entrenos los hemos enfocado a aspectos más técnicos, a que el jugador no tenga que estar pensando mucho. Mañana (por este viernes) nos meteremos más profundo en el planteamiento del partido. Es final de temporada y ya me consta que hay reuniones con jugadores, que si van a seguir o no, y manejar todo esto antes de un partido no es nada fácil. Pero estoy convencido que en Oviedo vamos a competir al máximo de nuestras posibilidades”, ha respondido Rubi,.

Un Rubi que no ha escondido que sigue rumiando por la derrota contra el Nàstic. “Me visteis la cara el otro día, porque yo quiero ser campeón de liga. Por eso casi ni me he quitado la cara del domingo. Nos queda una bala, una oportunidad, y hay que intentarlo. Es muy bonito que el año viene venga la liga de fútbol y traiga la copa de campeones para la Sociedad Deportiva Huesca. Hay que ser conscientes de que podéis vivir ese momento, en el que me sentiré muy partícipe”, ha puntualizado nuevamente sobre su reto en Oviedo. “Aquí las ligas las gana el Barça y el Real Madrid, alguna el Atlético, y los demás los que ganan en Segunda. Entonces, esa posibilidad no la podemos perder de vista. Creo que estamos convenciendo al jugador en ese sentido”, ha manifestado.

Por último, el entrenador del Huesca ha dado su opinión acerca del castigo disciplinario de Competición al lateral Carlos Ajapo, por su roja este pasado domingo (le han suspendido con tres encuentros). “Acabó muy afectado porque ya se le dijo al final del partido que podrían ser dos. No entendía que hubiera sido roja; al final le han caído tres y está dolido. Es una pena que no pudiera tener más de calma, porque por la acción sería un partido. Le servirá de lección para la próxima vez también”, ha dicho Rubi.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión