Despliega el menú
SD Huesca

Rubi: "Si no repetimos once, estará muy cerca"

Rubi vislumbra “una guerra de tablero de ajedrez” en el partido contra el Rayo Vallecano.

Rubi, entrenador del Huesca, este viernes en la sala de prensa.
Rubi, entrenador del Huesca, este viernes en la sala de prensa.
Rafael Gobantes

Cuando el calendario regala dos encuentros consecutivos como local, la categoría ha demostrado año tras año que lograr los seis puntos en juego es una tarea mucho más complicada de lo que puede parecer a priori. El Huesca ya cumplió con su primer cometido para ello, vencer contra el Valladolid el pasado domingo. Siete días después, deberá hacer lo propio contra el Rayo Vallecano, que visita El Alcoraz a las 16.00. El técnico oscense, Rubi, señala la tarea como complicada, pero no imposible. “Estamos muy ilusionados, porque sabemos que lograr las dos victorias en casa supondría muchas cosas. No tanto a nivel de clasificación, porque no hay que olvidar que vamos a jugarnos 12 puntos en 12 días, y será entonces cuando miremos a la clasificación. Pero vemos que la gente está con nosotros y tenemos muchas ganas, siempre desde el respeto al rival”, consideraba este viernes en la sala de prensa de El Alcoraz, tras el entrenamiento celebrado en el mismo estadio, a puerta cerrada.

Rubi augura “una guerra de tablero de ajedrez” en su encuentro contra el Rayo, ya que es un conjunto, que al igual que al Huesca, le gusta tener la posesión del balón. “Creo que habrá fases para los dos, porque cuando un equipo tiene tan interiorizado su forma de juego como ellos, es imposible quitarles el balón todo el partido. Somos conscientes de que a ratos lo tendremos y otros que tendremos que trabajar sin él”, explicaba.

El Rayo es uno de los equipos diseñados para luchar por el ascenso, “con jugadores con mucho talento, como muestra el hecho de que sea uno de los que más pases lleva de toda la categoría”, explicó Rubi, que considera clave para frenar a los madrileños controlar a esos tres o cuatro jugadores más diferenciales que tiene en sus filas.

Para ello introducirá pocos cambios en su once, como deslizaba en su comparecencia, sin admitir que vaya a repetir el equipo que salió de inicio ante el Valladolid. “Darle continuidad al equipo, para mi no quiere decir necesariamente repetir once, puede ser más repetir el sistema. Ya, que puede ser que calquemos el once nosotros y lo haga el Rayo y al final solo ganará uno, y uno de los dos ni repitiendo lo conseguirá, como le pasó el otro día al Valladolid. Siempre hacemos la alineación con la voluntad de ayudar al equipo, pero sí que está claro que sin no repetimos, estará muy cerca”, decía Rubi.

Su pizarra de esta jornada no atenderá todavía al frenético ritmo de partidos que le espera en la próxima semana, “después del Rayo y en función de como esté la gente, ya iremos pensando”, consideraba, ya que el siguiente sábado jugarán en Almería, el martes contra el Reus en casa y el siguiente viernes frente al Sporting, acarreando un evidente desgaste para los jugadores. “Atendiendo al calendario va a haber juego para la plantilla seguro, porque yo creo en el jugador fresco. Como tenemos mucha igualdad con diferentes características en varias posiciones, no me supone ningún esfuerzo darle una oportunidad a estos futbolistas, siempre buscando que ellos estén bien, en el momento optimo”, dijo.

Uno de los que se encuentra en un gran momento de forma es el pichichi del equipo, Gonzalo Melero, aunque el técnico aseguró que estando muy satisfecho con su rendimiento, “todavía nos puede dar más”. Sobre si encaja mejor en un doble pivote o con tres mediocentros, Rubi lo consideró capacitado para ofrecer garantías en los dos sistemas, “aunque al jugar con tres siempre está más respaldado. La otra manera exige más ayuda de los bandas”, consideraba.

Etiquetas
Comentarios