Despliega el menú
Real Zaragoza
Suscríbete

Real Zaragoza

A vueltas con la cantera

La gestión de la progresión de los jóvenes talentos del club ejemplifica la falta de planificación que sacude al Real Zaragoza.

Kevin Lacruz, en Navaleno durante la pretemporada del Zaragoza.
«Soy un jugador más hecho»
C. R. B.

Sin querer queriendo, como el 'chavo del ocho', Manolo Jiménez realizó a lo largo de su comparecencia un completo diagnóstico de la situación institucional del Real Zaragoza. El entrenador zaragocista, que apuntó a la gestión realizada durante los últimos años como el origen de todo, fue repasando una a una todas las cuestiones que, de manera directa o indirecta, terminan afectando al rendimiento del conjunto aragonés. En esta revisión, el asunto de la cantera recibió una atención especial. Vista, sobre todo, la gran descoordinación que parecen existir entre el primer y el segundo equipo.

Así lo dio a entender el de Arahal, que volvió a repetir su duro discurso sobre que, en la actualidad, no existe ningún jugador del filial capacitado para mejorar lo que hay en el primer equipo. "Quizás haya que buscar soluciones en alguno de esos jugadores que están entrenando con el primer equipo. Pero primero hay que mirar que el Real Zaragoza no está mal porque esté el último en la Primera División. El Real Zaragoza está mal institucionalmente en todos los aspectos. Yo entrenaba a un filial en Segunda B con un equipo en Segunda. El filial iba primero de su grupo, los jugadores destacaban y pedían paso. Yo veo todos los partidos del filial... ojalá fuera la solución el tirar de jugadores del filial.", espetó. Y es que, en su opinión, "en el fútbol, las categorías están para respetarlas".

En su alocución, Jiménez se refería al caso concreto de Kevin, Joel y Ortí. Los tres futbolistas fueron seleccionados el pasado verano para hacer la pretemporada con el equipo debido, en teoría, por su fuerte potencial. Bajo el mandato de Aguirre, los tres llegaron a disputar minutos en Primera, si bien solo Ortí se estabilizó con cierta regularidad en la rotación empleada. La llegada del entrenador sevillano cortó esta práctica, aunque mantuvo su participación regular en las sesiones de la primera plantilla. Mientras, paralelamente, los jóvenes perdían peso en el Real Zaragoza B hasta su total sentencia.

Para explicar esta situación, Juan Eduardo Esnáider argumenta que aquellos que no forman parte del día a día de su equipo no pueden integrarse directamente a los partidos. Una teoría que Jiménez rebatió en base a su experiencia con el Sevilla. "Es filosofía de club. En el Sevilla Atlético juegan siempre, como titulares, los que están con el primer equipo", afirmó poniendo como ejemplo a Alejandro Alfaro, delantero que ahora está en el Mallorca y que, curiosamente, fue pretendido por el Real Zaragoza durante el mercado estival.

De fondo, el problema de la permanencia. Tanto en el primer equipo como en el segundo. Tras haber comprado una plaza en Segunda B, el conjunto filial corre el serio riesgo de volver a Tercera un año después. Algo que convertiría al desembolso realizado en inútil, y más teniendo en cuenta la situación económica en la que vive la institución. Así lo apuntó Jiménez en el caso específico de Kevin Lacruz, futbolista del que sigue asegurando que puede ser el próximo lateral derecho del Real Zaragoza: "Mi mensaje sí que sirve para mucho, para que Kevin esté identificado con el trabajo que hago. Para que esté centrado y entrene de una manera muy competitiva. Si después llega el filial, y porque quieren mantenerlo, el entrenador considera que debe jugar otro... Eso es el club. Yo no me voy a meter en el trabajo de mi colega. Nunca. Porque demasiado trabajo tiene él para salvar al filial".

Goleador a tres niveles

La conclusión a todo este embrollo es tan clara como descorazonadora. La pasada jornada, en su afán por levantar el ánimo y hacer grupo, Jiménez organizó una mini concentración en Mijas. A ella se llevó a Kevin, Kilian (segundo portero del filia) y Ortí. Los dos primeros, para no contar en el filial. El que resta, para jugar, y marcar, con el juvenil.

En una sola temporada, Jorge Ortí ha realizado goles para el Real Zaragoza, para el Real Zaragoza B y para el Real Zaragoza de División de Honor Juvenil. Con su tanto el pasado domingo, los de Mauricio Elena lograron vencer por 2-1 al Damm. En el filial, el joven ariete, internacional sub 19, acumula tres dianas mientras que con el primer equipo se estrenó en la ida de la eliminatoria de Copa que enfrentó a los blanquillos con el Alcorcón.

Etiquetas