Despliega el menú
Real Zaragoza

Depresión defensiva

Solo tres equipos encajan más goles que el Real Zaragoza, que lleva 13 jornadas sin mantener la portería a cero.

Mario, que todavía no se ha recuperado, se retira hacia el gimnasio
Depresión defensiva
J. M. Marco

El Real Zaragoza se está deprimiendo desde la defensa. El equipo blanquillo es el segundo que más goles marca (32) de toda la Segunda División, tan solo por detrás del líder, la UD Las Palmas (39), pero la 'alegría' ofensiva se diluye entre la tristeza que generan los 33 tantos encajados en solo 20 jornadas y los 13 partidos consecutivos sin dejar la portería a cero. El equipo de Popovic es el cuarto más goleado de toda la categoría, tan solo por detrás de tres equipos que ocupan las últimas posiciones de la clasificación: el Albacete, colista (36 goles), el Barça B (18º, 36 goles) y el Sabadell (20º, 34).

Las lesiones de cuatro defensas -Rubén, Mario, Vallejo y Diogo- en pocas semanas han dejado al Real Zaragoza sin alternativas, y los recursos improvisados no han rendido al nivel que lo hacía la teórica línea titular, que también naufragó en algún que otro partido. Contra la UD Las Palmas tampoco funcionaron los cambios que introdujo Popovic para frenar la hemorragia. Con Bono en la portería y Basha como pivote defensivo no solo no se cortó la sangría de goles en contra, sino que se recibieron más que nunca: cinco.

Tampoco se puede culpar ni al portero ni al centrocampista. El problema, que viene de lejos, se hizo más evidente que nunca en casa del líder, el día que el Real Zaragoza debía demostrar a qué altura estaba tras perder frente al Valladolid. La conclusión fue que, sin todos sus jugadores, no puede aspirar a lo mismo que aquellos que ahora mismo luchan por el ascenso directo. La mejor definición de la depresión defensiva que viven los blanquillos fue el quinto gol de los grancanarios, que estaban jugando con solo 8 jugadores tras las expulsiones de Nauzet Alemán, Ángel y Culio.

En esa jugada se unieron la falta de actitud y concentración, la inseguridad, la falta de determinación, los errores colectivos e individuales y una pizca de mala suerte. Estos ingredientes, que han aparecido en muchas ocasiones a lo largo de esta temporada, convirtieron un despeje del Real Zaragoza en un gol de la UD Las Palmas. Antes de ese tanto, el quinto, los errores defensivos ya le habían costado otros cuatro goles al conjunto de Popovic.

Bajas en la zaga

La 'manita' del pasado domingo es el mayor desastre a nivel defensivo del Real Zaragoza, pero no es un accidente aislado. El equipo aragonés llegaba a Las Palmas con el pesado equipaje de 12 jornadas seguidas encajando al menos un gol. La última vez que los blanquillos dejaron su portería a cero fue ante el Mallorca (2-0), hace más de tres meses. Con Víctor Muñoz en el banquillo, Whalley en la portería y Fernández, Rubén, Mario y Cabrera formando la zaga, los zaragocistas se despidieron de la satisfacción de no recibir ningún tanto. Desde entonces, ni el entrenador zaragozano ni Ranko Popovic han encontrado la receta de la solidez defensiva.

Es cierto que el técnico serbio no lo ha tenido fácil, y hasta el momento solo se ha encontrado con problemas en la zaga. Todavía no ha podido contar ni un solo minuto ni con Rubén ni con Mario, a Vallejo le recuperó hace dos semanas -pese a que prefirió a Lolo para jugar en Las Palmas- y tampoco tiene a su disposición a Diogo, también lesionado, aunque el uruguayo apenas entre en sus planes. De hecho, la pareja de centrales más alineada por Popovic ha sido la formada por Lolo y Cabrera, mientras que también ha tenido que recurrir a jugadores como Dorca o Rico para cubrir las constantes bajas en el centro de la zaga.

Más de tres goles

El Real Zaragoza no solo es uno de los equipos que más goles han encajado en esta primera vuelta -queda un partido para que acabe-, sino también uno de los que en más partidos han recibido tres o más tantos. Ha ocurrido en cinco jornadas. El Barça B le metió cuatro (4-1), el Lugo tres (3-3), los mismos que el Tenerife (2-3) y el Sporting (3-1). La UD Las Palmas, el pasado domingo, cerró la cuenta con cinco más (5-3). Tan solo el Sabadell han recibido al menos tres goles en más encuentros (6), mientras que varios equipos están, con cinco, a la par de los aragoneses: el Albacete, la Ponferradina, el Recreativo y el Lugo.

Aún así, los cinco goles que recibió el Real Zaragoza no son el récord de esta temporada. Lo tiene el Barça B, que perdió 7-0 frente al Valladolid, seguido por el Albacete (6-1 contra el Sabadell), el Mallorca (6-4, ante el Osasuna) y el Lugo y el Numancia, que empataron a 6 en el duelo de la primera vuelta en el que se han visto más tantos.

Etiquetas