Despliega el menú
Real Zaragoza

"¿Los pitos? El público no conoce todos los detalles"

Víctor Muñoz respondió así a las críticas a algunos jugadores y a su último cambio.

Víctor Muñoz, en la banda, durante el partido de ayer contra el Alavés
"¿Los pitos? El público no conoce todos los detalles"
Asier Alcorta

Víctor Muñoz compareció tras el partido con una sonrisa de alivio y con la satisfacción que otorga la primera victoria de la temporada tras los cinco tropiezos anteriores. 

"Nos ha costado mucho trabajo. Era un triunfo que necesitábamos la afición, los jugadores y todos. Hemos debido realizar un enorme esfuerzo en nuestra circunstancias. Era un partido difícil porque el Alavés presiona bien. Era más complicado que los duelos anteriores. Gracias al esfuerzo y a un gol muy bonito lo hemos conseguido. Hemos tenido poco juego, pero el tanto ha sido extraordinario. Nuestro fútbol no ha sido bonito, pero hemos tenido lucha y esfuerzo. Nos hemos quitado también el síndrome del último minuto", avanzó el entrenador del Real Zaragoza. 

El equipo aragonés no desplegó un juego estético y placentero, pero sí presento una mayor musculatura competitiva. "La Segunda División es una categoría con mucha lucha, los equipos presionan mucho y apenas permiten jugar. Hay fases en las que se permite jugar más y las debemos aprovechar. De momento, hemos marcado cuatro goles de magnífica factura y juego colectivo. Nos hubiera gustado jugar más bonito, pero el Alavés era un equipo muy complicado", indicó el técnico. 

El Zaragoza mejoró con la entrada de Eldin en el descanso. Así vio Víctor las diferencias entre el equipo de la primera mitad y el de la segunda. "En la primera mitad marcamos un gol, en la segundo no. Aunque en la primera nos crearon más problemas. Prefiero quedarme con un concepto general del partido. En la primera se nos adelantaban bien, nos robaban muchos balones en el centro del campo. En el segundo tiempo, hemos perdido menos pelotas. Ya no hemos sufrido dificultades. Nuestros atacantes han hecho un gran sacrificio en defensa. Todos han realizado un esfuerzo casi al límite para conseguir la victoria", explicó el técnico zaragozano.

Pese a la victoria y la notable evolución de algunos futbolistas, hubo fugas de felicidad en La Romareda. La grada castigó el egoísmo de Javi Álamo y también el cambio final, la entrada de Diogo por Ruiz de Galarreta, cerebro del Zaragoza en la segunda mitad. Cayeron pitos desde las cuatro tribunas. "El público tiene tanta motivación y ganas que no conoce los detalles. Cada uno tiene una visión, pero para esto estamos los profesionales que nos miramos todos los detalles. Yo sé cómo está Galarreta a los 80 minutos y lo que puede darme Diogo en esa posición. Hay veces que debo tomar decisiones complicadas, en contra de lo que piensa el aficionado. Al final, como hemos ganado no hay ninguna crítica. Si nos hubieran marcado gol tras el tercer cambio, la crítica hubiera sido feroz. Ese es mi riesgo. Me hace gracia, pero es muy respetable el pensamiento de la afición". 

Varias notas futbolísticas acompañaron al Zaragoza de ayer. El equipo salió con dos delanteros centro puros. El equipo se descompensó en ocasiones, pero Víctor Muñoz aseguró que hay que tomar "ese riesgo". "Con dos centrocampistas como Dorca y Ruiz de Galarreta los jugadores de banda deben trabajar más. Pero el esfuerzo de nuestros dos atacantes ha sido importante", subrayó. 

Además, el Zaragoza se presentó como un equipo más seguro de sí mismo.  Esta vez no derramó una victoria en los instantes finales como sucedió frente a Osasuna y Sabadell. "Es madurez. Contra el Sabadell, perdimos por un error. Hoy -por ayer- no ha existido ese error. No nos hemos metido atrás, hemos tenido la madurez para mantener el resultado. Ellos han ido acumulando delanteros, han arriesgado, y nosotros hemos intentado mantener la integridad", concluyó el entrenador aragonés. 

Etiquetas