Despliega el menú
Real Zaragoza

Real Zaragoza

La piedra angular del ataque zaragocista

Víctor Rodríguez ha participado en siete de los 14 goles marcados por el Real Zaragoza en Liga. Dos como realizador y cinco como asistente.

Dorsal número 32 a la espalda. Mero accidente que desvela una procedencia inimaginable viéndole sobre el césped. La única referencia que indica que Víctor Rodríguez llegó este verano a la capital aragonesa para enrolarse en las filas del Real Zaragoza B. Todo lo demás, son hechuras de gran futbolista. Seguramente, el mayor impacto en Primera División esta temporada.

Los números son fríos, pero no mienten. En su primera toma de contacto con la élite, el volante catalán acumula 600 minutos en nueve encuentros de Liga disputados. Tiempo al que se le habrían de sumar los 69 minutos que estuvo en el verde en la ida de la eliminatoria de Copa contra el Granada. Guarismos que refrendan su condición de titular indiscutible en el planteamiento de Manolo Jiménez. Bien en la mediapunta, bien en banda derecha. Dos posiciones en las que se desenvuelve con gran desparpajo, siempre al servicio del dibujo planteado por el entrenador a exigencias del partido.

Víctor conduce el balón, combina, se asocia continuamente y bota las jugadas a balón parado. Todo ello, con gran resultado colectivo e individual. Para muestra, las cinco asistencias que acumula hasta la fecha. Cantidad que le coloca como el segundo mejor pasador de la competición, solo por detrás del barcelonista Cesc Fábregas. Sin duda, palabras mayores.

Su irrupción, ya desde la segunda jornada de Liga, ha supuesto la mejor noticia de un Real Zaragoza al alza. Repleto de valores que se pueden resumir en su figura, especialmente aquellos que pertenecen a la vertiente ofensiva del juego. Una fluidez que encarna como nadie.

Arquitecto...

En ataque, sin ser uno de los conjuntos más goleadores, el Real Zaragoza se destaca por dos facetas. La primera y más llamativa, la demoledora racha de su delantero centro, Hélder Postiga. El portugués está en progresión de firmar una de sus mejores temporadas en lo individual. Registro que, hasta la fecha, no se podría entender sin su socio preferencial. El hombre encargado de darle el pase para que el internacional luso ejecute. No en vano, de los seis tantos que lleva apuntados el número nueve zaragocista, la mitad vienen facilitados por una asistencia del catalán.

Varias de estas dianas, además, han llegado a través de la estrategia, la otra pata fundamental en la que se sostiene el ataque blanquillo. Faltas y córners que el ex del Badalona sirve de manera milimétrica. El toque preciso para que hombres como Sapunaru o Álvaro conozcan ya la adrenalina que supone marcar en La Romareda para el león rampante.

...Y rematador

Claro que su aportación no se limita únicamente a alimentar a sus compañeros. Oficialmente, Víctor cuenta ya con dos goles apuntados en su cuenta particular. Aunque es justo reconocer que el marcado a Osasuna llegó por el impacto del balón en el defensa rojillo Timor. No obstante, en Granada se pudo desquitar demostrando que también sabe agujerear la red contraria por sí solo.

En total, directa o indirectamente, el de Sabadell ha participado en siete de los 14 goles que, hasta la fecha, ha marcado el Real Zaragoza en Primera División. Una importancia vital que le convierte en la piedra angular de la ofensiva zaragocista. Y todo ello en su primera participación en Primera División.

Etiquetas