Real Zaragoza

Real Zaragoza

"Nuestra prioridad inmediata es la configuración de la plantilla"

Fernando Molinos, que firma por un solo año, ha estrenado la presidencia del Real Zaragoza consciente de su responsabilidad, pero con "ilusión, fuerza y ganas".

Molinos: "Nuestra prioridad inmediata es la configuración de la plantilla"
EFE

Fue Agapito Iglesias, hasta hace poco dirigente y máximo accionista del Real Zaragoza y ahora solo propietario del club, quien ha acompañado a Fernando Molinos (Soria, 1950) hasta la sala de prensa de La Romareda, donde el ya nuevo presidente de la entidad ha pronunciado sus primeras palabras en el cargo. No antes, eso sí, de que Agapito justificara una decisión con la que pretende que el club aragonés "recupere la posición que se merece".

"Nando es un zaragocista de corazón, que quiere estar en el Real Zaragoza, que conoce el mundo del fútbol y que es íntegro y profesional", ha comenzado el empresario, quien reconoció que lleva varios meses hablando con Molinos del futuro de la institución. "Le ha costado decidirse, pero no por el hecho de venir al Real Zaragoza, sino por tener que dejar Barcelona, al Espanyol y a su familia", ha explicado Agapito Iglesias.

Y el máximo accionista no ha tardado en decir lo que todo el zaragocismo quería oir de su boca y no todos creen todavía: "El presidente cuenta con toda mi confianza y va a tener plenos poderes para tomar las decisiones que considere mejores para el club", ha indicado hasta en dos ocasiones Agapito. Y todavía lo ha tenido que repetir una tercera el propio Molinos: "Voy a realizar mi trabajo con total libertad y sin ningún tipo de condicionante. El día que considere que no soy importante para el Real Zaragoza, me iré. Lo digo delante de vosotros y de mi padre, que está en el cielo".

Total capacidad de maniobra tendrá el nuevo presidente, pero también una responsabilidad que ya pesa a las pocas horas de aceptar el cargo. "Asumo una gran responsabilidad al aceptar la propuesta que Agapito me lleva ofreciendo desde hace bastante tiempo", ha asegurado Molinos, quien también ha querido reivindicar su unión sentimental con el club que ahora preside. "Comencé mi carrera en el Real Zaragoza y tengo sangre aragonesa", ha continuado el ex jugador del club aragonés y del Espanyol, que nació en Soria porque su padre entrenaba al Numancia.

De momento, Molinos solo ha firmado un contrato de un año, aunque espera que esta temporada solo sea el principio de una larga estancia en la capital aragonesa. "Creo que es el tiempo suficiente para saber si mi trabajo es bueno y me siento realizado. Firmar más años sería una tontería, ya que necesito saber primero si el cargo me proporciona la felicidad y estabilidad que creo que me dará", ha explicado el nuevo presidente.

Lo que sí adelantado Molinos es su primer objetivo en el cargo: "Nuestra prioridad más inmediata es la configuración de la plantilla. Es el primer paso que debemos dar".

Etiquetas