Despliega el menú
Real Zaragoza
Suscríbete

Real Zaragoza

La afición zaragocista no se rinde: "Sí se puede"

La afición despidió a los jugadores cuando abandonaron el hotel de concentración de camino a La Romareda. Roberto y Jiménez, los más celebrados.

Carteles de ánimo a los jugadores
"Sí se puede"
J. M.

Zaragoza no se rinde. Dicho y hecho. Conscientes de la trascendencia que cada partido posee para la permanencia de su equipo en Primera División, decenas de seguidores zaragocistas quisieron mostrar su apoyo al conjunto blanquillo desde antes de que el balón comenzara a rodar. Citados a través de Internet, los aficionados acudieron al hotel de concentración en el que se refugiaba el Real Zaragoza para brindarles su apoyo.

A las 17.30, hora de la quedada, los más tempraneros ya guardaban su sitio cerca de las puertas giratorias del hotel Reino de Aragón. Ante la mirada de curiosos y transeúntes, poco a poco el lugar se fue plagando de bufandas, banderas y camisetas con el escudo del león. Una tranquilidad interrumpida por los primeros cánticos de apoyo.

Cuando el autobús que debía recoger a los jugadores llegó a realizar su cometido, ya no se podía pasear por la acera derecha del Coso. La policía formó un pasillo para que los futbolistas pudieran llegar hasta su vehículo y las pancartas con lemas positivos se hicieron presentes. “Sí se puede”, el lema más coreado, “creemos en vosotros” u “hoy ganamos” fueron algunos de los mensajes que lanzados.

También, por supuesto, los cánticos personalizados para los ídolos. Roberto, el portero y héroe en multitud de partidos, y Jiménez, el arquitecto de la reacción, fueron sin duda los más celebrados. Los rostros de un conjunto que, como bloque, ha conseguido enganchar de manera definitiva a los suyos.

Etiquetas