Real Zaragoza
Suscríbete por 1€

fútbol

Miguel Linares: "Con los puntos de sutura que llevo, podríamos ser campeones"

El ex jugador del Real Zaragoza, de 39 años, milita ahora en el Ejea de Segunda RFEF.

Miguel Linares, siempre mirando de cara.
Miguel Linares, siempre mirando de cara.
Oliver Duch

En unos días cumplirá 39 años Miguel Linares. El ariete eterno del fútbol aragonés sigue en pie. Lesionado, pero en pie. Después de jugar por fin en su Real Zaragoza, ahora pertenece al Ejea.

Miro sus piernas y se ve cosido su historial. Golpe a golpe, verso a verso…

Llevo cosidas las dos rodillas. Tengo puntos hasta en la mano izquierda. Mire, mire…

¿De un puñetazo?

No. Fue una rotura en un choque con Damián, en el Elche. Los puntos de la rodilla izquierda son los más recientes. Me lesioné la pasada temporada tres días antes de comenzar la liga.

Lo recuerdo. Hablé a mediodía con el delegado del Ejea, Miguel Ángel Bizcarra, y le pregunté a qué iba Miguel Linares a un partido de Copa a Llagostera…

Pues mire…

Por la noche, me llamó el amigo Bizcarra y me dijo si tenía yo una bolita mágica o qué…

Me lesioné solo en Llagostera. Ligamento cruzado con afectación al cartílago de la rodilla izquierda. Se me rajó el cartílago. Me volvieron a operar de cartílago en marzo, pues apenas podía correr. Después de no jugar el pasado año, sigo en el Ejea.

Pinta bien el Ejea de Néstor Pérez y David Roche.

Lo vamos a intentar con todas nuestras fuerzas. Se lo aseguro.

Con los puntos que lleva usted en el cuerpo…

Con los puntos de sutura que llevó, podríamos ser campeones… (sonríe).

La rodilla derecha también está zurcida…

Me la rompí jugando contra el Barça B. Además, me pitaron falta en contra ¡y me expulsaron cuando me sacaban del campo en camilla!

¿En serio?

Claro. Me ha pasado de todo en el fútbol.

Su historia comenzó en Fuentes.

No, comenzó en Pina. Antes de jugar en Fuentes a fútbol, había sido campeón de España de fútbol sala con el Pina. En Fuentes debuté con Chema Garrido. Después, comencé a despuntar con Ramón Lozano, que ha sido fundamental en mi carrera.

Por cierto, ¿usted nació en Fuentes o en Zaragoza?

Soy de Fuentes pero nací en Zaragoza. Me cuentan que el día 29 de septiembre de 1982, día de san Miguel, patrón de Fuentes, estaba mi madre en un concierto de Manolo Escobar en Fuentes. Se puso de parto y se tuvo que ir corriendo a dar a luz a Zaragoza.

El carro de Manolo Escobar... Volvamos al fútbol. Explotó como goleador con David Navarro en el Utebo.

David Navarro también fue muy importante. Recuerdo que jugué un partido de ‘play off’ de ascenso dos días después de fallecer mi padre, Antonio.

Le fichó el Zaragoza B.

Del filial pasé al Huesca, y del Huesca al Barbastro, ascendiendo a Segunda B también con David Navarro. En Tercera, ya con Álex Monserrate, jugamos una fase de ascenso contra el Barça B de Guardiola, Busquets y Pedrito.

Después, con Bordalás.

Gran entrenador, Bordalás. Me ha marcado en mi carrera. Estuve con él en el Alcoyano. Después de meter once goles en el Salamanca, me fichó para el Elche.

Cuántas vueltas ha dado a España con la maleta a cuestas…

No lo sabe bien. Siempre con mi mujer, Nazaret, con la que comencé a salir con 15 años. Mi hija Elsa nació en Alcoy, Adriana en Elche y Miguel en Huelva.

También tuvo una etapa muy bonita en Oviedo.

Estuve cuatro años allí. Cuando logramos ascender a Segunda División, me fui andando con mi mujer desde Fuentes hasta el Pilar. Veintiocho kilómetros para darle gracias a las Virgen por el ascenso. Después fiché por el Reus, donde vi desaparecer el club.

Y, por fin, firmó por el Real Zaragoza.

Ese día cumplí la ilusión de mi vida. Soy zaragocista de la cabeza a los pies. Ahora, en el Ejea. No me rindo. Nunca me he rendido.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión