Real Zaragoza
Suscríbete

real zaragoza

El Real Zaragoza, a kilómetros de la aristocracia de Segunda

El equipo aragonés, preso de una abismal distancia competitiva, apenas ha sumado un punto en toda la temporada ante los seis primeros clasificados de Segunda

Rayo Vallecano-Real Zaragoza
Rayo Vallecano-Real Zaragoza
Sergio López/Agencia LOF

Las razones de la actual situación clasificatoria del Real Zaragoza son muchas, de sobra conocidas y referidas en la mayoría de casos. Sin embargo, hay una concreta que puede ser diferencial con respecto a sus rivales directos de aquí a final de temporada: solo ha sumado un punto en toda la temporada ante los equipos de la zona noble de la clasificación, ante aquellos que aspiran a ascender a Primera División a final de mayo. El Real Zaragoza solo le consiguió empatar milagrosamente al Mallorca en La Romareda (0-0) y, después, ha ido sumando una catarata de derrotas ante los Espanyol, Almería, Leganés, Sporting, Rayo Vallecano...

El Rayo, de hecho, le ha ganando ya los dos partidos del campeonato. 1-2 en La Romareda y 3-2 anoche en Vallecas. Le ha endosado cinco goles en 180 minutos. Dato que refleja la superioridad del equipo madrileño sobre el Zaragoza en la mayoría de órdenes del juego, igual que el Almería, el Espanyol o el Leganés. Puntuar ante estos conjuntos –que va a ser necesario para amarrar la salvación– es, hoy por hoy, un ejercicio de máxima dificultad para los aragoneses. No está a su alcance.

La película de la derrota de anoche es un ejemplo más de las elevadas carencias competitivas del grupo ante adversarios de mayor entidad. Independientemente del inquilino en el banquillo –Rubén Baraja, Iván Martínez o Jim–, el Real Zaragoza tiene un grave problema de nivel futbolístico, que se evidencia cada vez que tiene enfrente a uno de los aristócratas de la categoría.

Incluso a pesar de adelantarse 0-2 en el marcador, completando una media hora más que notable, el equipo aragonés nunca dio la sensación de tener controlado el tiempo y el ritmo del marcador. Aceptó jugar a la peligrosa ruleta rusa a la que le invitó Iraola y recibió dos goles a balón parado, regaló otro en bandeja patrocinado por Vigaray y el Rayo estrelló dos balones más en la madera. Los locales anotaron tres pero pudieron ser cinco... en el encuentro que peores sensaciones defensivas trasmitió el Zaragoza desde la llegada de Juan Ignacio Martínez al banquillo aragonés.

Con estos argumentos expuestos, da mucho respeto revisar el calendario de hasta final de mayo, en el que el Zaragoza se cruzará en su camino hacia la permanencia con Almería, Girona, Sporting, Espanyol, Mallorca y Leganés. Seis de los equipos que aspiran al ascenso y que tantas dificultades suponen para esta plantilla. Cambiar esta dinámica perdedora ante los de arriba es una obligación inexcusable en el objetivo de conquistar la permanencia. Las cuentas no salen de otra manera.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión