Despliega el menú
Real Zaragoza

real zaragoza

El amargo regreso de Cristian Álvarez

El meta argentino, que sigue sufriendo demasiado en las salidas por alto, se marcó en propia portería el gol que significó la sufrida victoria del Alcorcón en La Romareda.

Cristian estuvo inseguro en las acciones por alto.
Cristian estuvo inseguro en las acciones por alto.
Toni Galán/Oliver Duch

Cristian Álvarez fue el protagonista negativo del encuentro. El meta argentino volvió a la titularidad tras permanecer dos semanas fuera por lesión muscular, y un fallo garrafal suyo propició el 0-1 y permitió al Alcorcón llevarse tres puntos fundamentales de La Romareda.

Los alfareros -conocedores de las dificultades que Cristian Álvarez tiene para solventar las salidas por alto- pusieron centros cerrados siempre que tuvieron ocasión de hacerlo a balón parado, y el guardameta zaragocista, tras un error de cálculo en el área pequeña, introdujo el cuero en su propia portería en un saque de esquina lanzado con mucha intención por Dani Ojeda.

Era el minuto 65 de partido y el Real Zaragoza, que no se había sentido cómodo en ningún momento, tampoco supo remar contracorriente. Ése puño desviado de Cristian Álvarez noqueó al peor Zaragoza desde que Juan Ignacio Martínez se hiciera cargo del banquillo hace ya dos meses.

El veterano arquero rosarino, indiscutible para todos los entrenadores que han ido pasando por La Romareda en los últimos años, no transmite la seguridad de las anteriores campañas. Sufre demasiado en el juego aéreo, laguna que antes solventaba, en parte, con una rapidez de reflejos que se va perdiendo con el paso de los años. Cristian va camino de los 36 y, aunque sigue disfrutando de un enorme crédito ganado sobre el césped en sus cuatro cursos como zaragocista, empieza a dejar de ser ese ángel de la guarda que salvaba constantemente al equipo con acciones milagrosas.

Probablemente nos había acostumbrado a paradas que no se pueden normalizar. Pero esto no quita para censurar los errores manifiestos como el de ayer. Fue el segundo gol en propia portería de Cristian Álvarez este año. El primero de ellos llegó en el estadio Heliodoro Rodríguez López de Tenerife, en la derrota que, allá por el mes de noviembre, le costó el puesto a Rubén Baraja.

El de ayer por la noche también fue un tropiezo significativo, peligroso, ante un rival directo que ayer sacó petróleo del balón parado y de saber jugar mejor sus bazas. El Alcorcón queda a solo un punto de un Real Zaragoza al que todavía le queda un largo y arduo camino hacia la salvación.

Etiquetas
Comentarios