Despliega el menú
Real Zaragoza

fútbol

Sustancial recorte en el límite salarial del Real Zaragoza

Como el resto de clubes de la Segunda, el club aragonés sufrirá la medida adoptada por la Liga, basada en que los partidos se juegan a puerta cerrada.

Real Zaragoza
Miguel Torrecilla, director deportivo del Real Zaragoza.
José Miguel Marco

El Real Zaragoza verá recortado su límite salarial de cara al mercado de invierno, al igual que el resto de clubes de La Liga. La patronal del fútbol español comunicó a los equipos hace unos días en su circular número 23 un acuerdo del Órgano de Validación de Presupuestos en el que se indicaba ajustes en los límites de plantilla. Dichos ajustes se basan en que el nuevo escenario a considerar es que todos los partidos de liga de la temporada 2020-21 se disputen a puerta cerrada.

La Liga había inicialmente permitido presupuestar el 55 por ciento de los ingresos habituales por abonados y taquillas para el cálculo del tope salarial, pero, ante la evolución de la pandemia, ha decidido reducir esa cantidad a cero. Esta medida sobrevenida va a tener un gran impacto ya que va a hacer que la mayoría de clubes queden excedidos en sus límites salariales y no puedan optar al mercado de invierno.

En el caso del Real Zaragoza, la entidad presupuestó un total de 256.000 euros en ingresos por taquillas de liga y 2.475.000 euros en ingresos por abonados. Respecto a los ingresos por taquillas, nada se puede hacer, pero el club tiene ya realizados 1.600.000 euros en ingresos por abonados que sí podrá reconocer ante La Liga.

El Real Zaragoza lleva ya tiempo trabajando en este escenario para que esta medida no afecte al mercado de invierno y que la dirección deportiva pueda realizar su labor.

En el complejo contexto deportivo que señala la actual clasificación del la Segunda División del fútbol español, el Real Zaragoza contempla reforzarse según los parámetros que marque la dirección deportiva, que en estos momentos gestiona Miguel Torrecilla. La llegada del nuevo entrenador, Juan Ignacio Martínez, no supone ninguna desviación respecto a la perspectiva que divisa Torrecilla. En un principio, Jim quiere conocer de primera mano la capacidad del plantel, pero luego tomar las decisiones que estime en la parcela deportiva. Las necesidades del equipo deberán converger con la capacidad económica con que cuente el Real Zaragoza para afrontar la contratación de los refuerzos que deben rescatar al conjunto aragonés de la plaza de descenso a Segunda División B en que en la actualidad se encuentra inmerso. La nueva medida de La Liga significa una merma en esta capacidad económica.

Etiquetas
Comentarios